Las mejores películas de superhéroes con Clasificación R

Películas que a Mickey Mouse no le gustaría que veas.
Por algo no son películas aptas para menores | Imagen: Warner bros / Universal Studios / Disney / Dimension Films

Hace unas semanas se anunció que la película Zack Snyder’s Justice League contará con la Clasificación R. Esto quiere decir que esta entrega de la Liga de la Justicia no será apta para menores de 17 años. ¿Pero cómo? ¿No el género de superhéroes está dirigido a toda clase de público, especialmente los niños? Bueno, no siempre ha sido así.

Diversas producciones de Marvel y DC, así como de otros estudios han contado con la Clasificación R, lo que en muchas ocasiones ha devenido en películas más complejas e interesantes. Esto sucede debido a la libertad creativa que esta clasificación permite a los directores de cine, quienes se encuentran lejanos de las trabas impuestas por las productoras que casi siempre desean que sus filmes puedan ser vistos por toda clase de espectador. Por eso, en Código Espagueti hemos preparado una lista con las mejores películas de superhéroes con Clasificación R.

Joker

Joker, dirigida por Todd Phillips y estrenada en 2019, es un ejemplo perfecto de cómo las películas de superhéroes pueden ser complejas y estar enfocadas a un público mucho más maduro. La película protagonizada por el payaso príncipe del crimen nos cuenta la historia de Arthur Fleck, un comediante venido a menos que, sometido por las presiones de una sociedad que no tiene el más mínimo interés en su persona, lentamente se irá decantando por el mundo de la crueldad, el asesinato y la locura.

Joker es una invitación a reflexionar sobre nuestro papel como individuos dentro de la comunidad, así como un llamado a visibilizar los problemas de salud mental. De igual manera, Joker nos ha ofrecido una de las actuaciones más increíbles que hemos visto en pantalla, hablamos por supuesto del performance realizado por Joaquin Phoenix, actuación que le valió una multitud de premios y el reconocimiento por parte del público en general.

Pon una cara feliz | Imagen: Warner Bros

Logan

Logan fue la última película protagonizada por Hugh Jackman personificando a Wolverine. Nos cuenta la historia de Logan, uno de los últimos X-Men sobre la Tierra y el único capaz de ayudar a Laura y su grupo de pequeños mutantes a salir de los Estados Unidos con tal de encontrar un refugio de ese mundo que solo busca destruirlos.

Sin dejar de ser fiel a su esencia superheroica, esta película de 2017 dirigida por James Mangold, muestra a su protagonista como un personaje vulnerable, profundamente humano, capaz de cometer grandes errores pero también de aprender de ellos y crecer como persona.

Logan es una película sumamente violenta, pero no deja de ser conmovedora; Logan es realista, allí donde el género superheroico solo ha sabido regodearse entre la fantasía y el escapismo. Esta película, que incide en temas como la xenofobia y lo diferentes vínculos afectivos que formamos con las personas, sirvió como el canto de cisne de una franquicia que estaba por llegar a su final.

Wolverine como nunca lo habíamos visto | Imagen: Disney

Deadpool

Deadpool ejemplifica todo aquello que una película de superhéroes no debería ser y por eso nos encanta. Esta película de 2016, dirigida por Tim Miller y protagonizada por Ryan Reynolds, nos cuenta la historia de Wade Wilson, un mercenario que es diagnosticado con cáncer. Con tal de revertir los efectos de su enfermedad, Wade permitirá a un grupo de científicos experimentar con su cuerpo quienes por accidente terminarán creando a uno de los superhéroes más irreverentes de la historia.

Deadpool es una película de superhéroes que intercambia la solemnidad tan común en este tipo de películas por una crítica ácida hacia el género. Este filme, plagado de humor negro, referencias de la cultura pop y el Universo Marvel en general, es una de las mejores películas de superhéroes jamás creadas. Por algo sus fanáticos no nos cansamos de mirarla, no importa cuántas veces la hayamos visto.

No le molesta decir palabrotas | Imagen: Disney

Deadpool 2

Deadpool 2, película proyectada em 2018 y fue dirigida David Leitch, nos demuestra que las secuelas pueden ser tan buenas o aún mejores que sus predecesoras. El filme centra su historia nuevamente en las desventuras de Wade Wilson, ahora acompañado por un personaje llamado Cable, un mutante que ha viajado desde el futuro con tal de resarcir los acontecimientos del pasado responsables de la muerte de su familia.

Deadpool 2 mantiene la esencia de la primera entrega, siendo el humor negro uno de sus grandes fuertes; no obstante, las actuaciones y las escenas de acción adquieren en esta película un ritmo muchísimo más frenético. ¿Qué? ¿Ya no recuerdas esa escena donde Juggernaut parte literalmente en dos a Wade Wilson?

No apta para un público sensible | Imagen: Disney

Kick-Ass

Esta película de 2010 dirigida por Matthew Vaughn adaptó los acontecimientos del exitoso cómic escrito por Mark Millar y dibujado por Jhon Romita Jr. Nos referimos a Kick-Ass, película que narra la historia de Dave Lizewski, un adolescente promedio obsesionado con los superhéroes de las tiras cómicas. En un intento de emular a sus admirados héroes, Dave se convertirá en el vigilante Kick-Ass, también un adolescente promedio, pero que ahora viste mallas verdes.

Kick-Ass pretende una puesta en escena que asimile el realismo superheroico visto en historias como Watchmen, pero mezclando el tópico con un humor negro y corrosivo. El resultado es inigualable y las carcajadas están aseguradas para todo espectador dispuesto.

Un superhéroe sin superpoderes | Imagen: Universal Studios

Kick-Ass 2

La segunda entrega de Kick-Ass, estrenada en 2013 y dirigida en esta ocasión por Jeff Wadlow, contó nuevamente con las actuaciones de Aaron Taylor-Johnson y Chloë Grace Moretz como Kick-Ass y Hit Girl respectivamente. La película se centra nuevamente en la vida Kick-Ass, quien ahora se verá involucrado con un grupo de superhéroes llamados Justice Forever. Juntos deberán enfrentarse nuevamente al temible e irrisorio Red Mist, ahora conocido como The Motherfucker.

La película repite la fórmula de la primera entrega, pero añade en esta ocasión más acción, mucha más violencia y muchísima más agudeza en cada uno de sus gags. No obstante, Kick-Ass 2 no logra igualar el efecto producido por la primera parte de esta franquicia, lo cual no quiere decir que el filme sea malo. Al contrario, esta película es muy buena. Pero se siente poco fresca, además de repetitiva en algunas ocasiones.

¿Me estás diciendo que esta es una película para adultos? | Imagen: Universal Studios

Super

En su argumentación, Super, película estrenada en el 2010 y la primera incursión de James Gunn en el género superheroico, es bastante similar a lo que plantearía Kick-Ass: un tipo común y corriente decide volverse un superhéroe en un mundo realista. Sin embargo, la calidad de esta película es en muchos sentidos superior, comenzando por las actuaciones de Rainn Wilson y Elliot Page.

Super nos cuenta la historia de Frank Darbo, un sujeto sin sueños ni deseos que malgasta su vida trabajando en un restaurante al que odia. Después de haber sido abandonado por su pareja, Frank decide convertirse en The Crimson Bolt, un superhéroe que lo único que comparte con los de los cómics es vestir mallas y las buenas intenciones. Super es una película políticamente incorrecta, sumamente irónica y de moral bastante cuestionable. Y es precisamente por esto que se ha vuelto una de las películas de superhéroes favoritas de la comunidad.

Una película de superhéroes bastante poco ortodoxa | Imagen: IFC Films

Brightburn

¿Te imaginas qué habría pasado si Superman hubiese mostrado desde su niñez una inclinación total por la crueldad y la violencia? Esa es la historia que nos quiso contar Brightburn, película estrenada en el 2019 y dirigida por David Yarovesky y producida por James Gunn.

Brightburn relata la vida de Brandon Breyer, un pequeño de doce años que descubre, al llegar la pubertad, la aparición de nuevos y sobrehumanos poderes. Brandon utilizará sus poderes para desatar el caos e instaurar su propio reinado de terror en una pequeña ciudad de Kansas. Brightburn es una película que supo mezclar el género superheroico con el horror, ofreciéndonos una visión bastante diferente de lo que supone podría llegar a ser un humano con superpoderes.

¿Y si Superman hubiese nacido malvado? | Imagen: Sony

The Crow

Esta película de 1994, basada en el cómic homónimo de James O’Barr, dirigida por Alex Proyas y protagonizada por el difunto Brandon Lee, es considerada en la actualidad todo un filme de culto. The Crow fue pionera en el género superheroico, y nos ofreció a uno de los protagonistas más oscuros de la historia del cine. Además, la tragedia que acompaña al filme, hablamos del asesinato accidental de Brandon Lee en una de las escenas de The Crow,  ha hecho que su aura de misterio y malditismo solo aumente con los años.

The Crow nos cuenta la historia de Eric Draven, un joven que junto con su novia es brutalmente asesinado por una pandilla de criminales. Un año más tarde, Eric resucita debido a los poderes mágicos de un cuervo que se posa sobre su tumba, otorgándole de esta manera poderes sobrehumanos y el don de la inmortalidad. Una vez vuelto a la vida, Eric buscará por todos los medios posibles vengarse de la banda que le arrebató todo en su vida. The Crow incide en temas como la sordidez de la venganza, la asimilación de la culpa y la búsqueda de redención.

Una palabra define a esta película: tragedia | Imagen: Dimension Films

Army of Darkness

Army of Darknees, estrenada en el año 1993, fue la última película de la trilogía Evil Dead dirigida por el reconocido Sam Raimi, responsable de la primera trilogía de Spider-Man. El filme se diferencia de sus predecesores que se enfocaron en el género sobrenatural y de horror al orientar su narrativa a través del género fantástico y superheroico.

Army of Darkness nos cuenta la historia de Ash Williams, quien recientemente ha sido transportado a la Edad Media por culpa de un conjuro leído en el Necronomicon, el famoso libro creado por Lovecraft. Su deber, con la pena del propio Ash, será guiar a los humanos en contra del ataque orquestado por el líder del Ejército de las Tinieblas.

Ash Williams es el ejemplo ideal de lo que significa ser un antihéroe, representando de esta manera el arquetipo después utilizado en la creación de personajes como Kick-Ass o Eddie Brock de Venom. La película, de igual manera, cuenta con un montón de escenas de acción memorables cargadas de violencia. Oye, ¿qué más podías esperar de una película en la que su protagonista es un sujeto que en lugar de mano lleva una sierra eléctrica?

Cualquier hombre puede convertirse en héroe | Imagen: Universal Studios

Como puedes ver, muchas han sido las incursiones del cine en el género superheroico que no tuvieron que sacrificar la complejidad de la trama, la presencia de imágenes mucho más violentas o la posibilidad de manejar un humor ácido, crítico e irreverente.

Nosotros nos sentimos más que emocionados al enterarnos de que Zack Snyder’s Justice League contaría con esta clasificación, pues esto significa que Zack Snyder ha podido contar con entera libertad al momento de construir su particular versión de la Liga de las Justicia.

Y tú, ¿ya conocías estas películas de superhéroes con Clasificación R?

***

No te pierdas el mejor contenido de Código Espagueti en YouTube.

ANUNCIO