Los 10 personajes geek más importantes de 2019

Los personajes geek que dejaron una gran huella en 2019... y en nuestros corazones.

Cuando me detengo a pensar en el pasado, en medio del torbellino que es la vida y las redes sociales -con decenas de noticias ocurriendo al mismo tiempo y abrumándonos a diario-, a menudo soy incapaz de recordar siquiera cuál fue la última -y humilde- nota que redacté. ¿Habrá sido acerca del lanzamiento de un nuevo tráiler de una nueva película que se estrenará en dos años, o sobre un maldito rumor de Star Wars: The Rise of Skywalker o del MCU? El Internet es más efímero que un cigarrillo, y por lo general nadie recuerda lo que sucedió ayer o incluso unas horas antes; a menos que, claro, haya sido una historia que se adhirió como un pegajoso post-it a nuestros feeds de Facebook o Twitter (ya sea como un tonto meme o un bonito aprendizaje) y se quedara grabado para siempre (durante no más de una semana) en tu abrumada memoria.

En el año que se va, para dar paso a un vertiginoso 2020 que se avecina, eso mismo fue lo que ocurrió. Otra vez. Y por eso vengo aquí no para explicarte porqué Keanu Reeves o el tierno Baby Yoda fueron unos de los personajes más icónicos de este año, sino como lo dicta la ya vieja tradición de Código Espagueti, para hacerte un recordatorio de que alguna vez estos personajes existieron y que no fueron un simple cigarrillo fumado a medias. Merecen ser recordados al menos por el tiempo que dure esta publicación. Mañana ya los habrás olvidado.

10. Gus Rodríguez

(Foto: Televisa Espectáculos/Twitter)

Al gran Gus Rodríguez me gustaría decirle que agradezco que hace muchos, muchos años atrás, le haya regalado a mi familia un motivo para levantarse de la cama los domingos por la mañana: el Melate. Melate que es un genio. Pero este año ‘El hombre que inventó los 90 en México’ regresó a la televisión mexicana de la mano de Televisa y del programa de anime y videojuegos BitMe. Regresó de la manera que todos sus fans deseaban verlo: repartiendo clases magistrales de Nintendo, como en la época de Nintendomanía. Sin embargo, este año también fue triste para el buen Gus. Por ahí nos enteramos que enfermó. Deseamos pronta salud al genio.

9. Deborah Chow

(Foto: Francois Duhamel/Vanity Fair)

Deborah Chow es una directora canadiense con descendencia asiática que ha dirigido episodios de Mr. RobotThe Man in the High CastleJessica Jones, Reign y Better Call Saul. Es bastante conocida en la industria, pero en 2019 fue la primera mujer en llegar a una galaxia muy, muy lejana en la famosa franquicia de Star Wars. Y si bien de The Mandalorian, la primera serie live-action de Star Wars cuenta con varias directoras, como Bryce Dallas Howard que dirigió el episodio cuatro, Chow se convirtió en la primera directora en incursionar en el universo creado por George Lucas hace ya mucho tiempo, y que apenas, le está abriendo sus puertas a las mujeres.

Chow dirigió el episodio tres titulado The Sin, que fue muy comparada con John Wick 3: Parabellum por sus dosis de explosivas persecuciones, pero según ella el capítulo estuvo más bien inspirado en Yojimbo, 1961, de Akira Kurosawa, gracias a su difunto padre.

El deseo de Chow para el año que viene es que, por favor, haya más mujeres dirigiendo:

 “Cuando obtuve este trabajo, ni siquiera se me pasó por la cabeza. No sé en qué país de las hadas estaba, para no pensar que esto era significativo. Pero hice la preparación y no se me ocurrió hasta que alguien lo dijo en uno de los primeros días de rodaje”, dijo a Vanity Fair. “Quiero que se trate del trabajo. Quiero ser un buen director, no una buena directora, no una buena directora asiática. Pero por la misma razón, obviamente, mi trayectoria profesional y la representación… es importante. Es significativo. Quiero ver más directoras y quiero ver más directoras de color “.

8. Tom DeLonge

(Foto: Getty Images)

Muchos se burlaron (porque en realidad no lograban entenderlo) cuando el exguitarrista Tom DeLonge abandonó Blink-182 para invertir su tiempo en… investigar el fenómeno ovni. Pero DeLonge logró cerrar algunas bocas cuando, este año, la marina de Estados Unidos declaró oficialmente reales los objetos que aparecen en dos de las filmaciones de Tom sobre ovnis. No sólo eso, el Comando de Desarrollo de Capacidades de Combate del Ejército de EE. UU. firmó un acuerdo con To the Stars Academy of Arts and Sciences (TTSA), la institución ufológica fundada por DeLonge, para estudiar en conjunto cómo la “ciencia de los materiales, la ingeniería métrica en el espacio-tiempo, la física cuántica, la propulsión de energía con vigas y el camuflaje activo, tienen el potencial de mejorar la supervivencia y la efectividad de múltiples sistemas del Ejército”. Nada mal para un happy punk.

7. Baby Yoda

(Foto: Disney)

Unos enormes ojos y unas gigantescas orejas bastaron para que The Mandalorian quedara a la sombra de Baby Yoda. Incluso la ciencia intentó explicar la razón por la que este pequeño alienígena logró derretir hasta los corazones -aparentemente- más fríos, como el mío, o de personajes famosos como el del director alemán Werner Herzog. El caso es que el bebé Yoda nos enseñó una nueva forma de amar… a una criatura extraña. Y en este momento solo sé que necesito un fuerte abrazo suyo.

6. Hideo Kojima

(Foto: Hypebeast)

Si algo debo admitir es que, antes de unirme a los raros sujetos que dan vida a Código Espagueti, no tenía ninguna idea de quién era Hideo Kojima. Me disculpo. Lo confundía con Toriyama. Soy un ignorante. Pero hasta yo sé reconocer que, si alguien debe ser recordado como uno de los personajes más importantes de 2019, esa persona es: Kojima. Por fin lanzó, después de cuatro largo años en desarrollo, su obra maestra Death Stranding, y que a lo largo de cinco -convulsos- meses no me cansé de describir como un juego “raro”, porque ni siquiera lo comprendía. Nadie lo hacía, en realidad. Solo sabía que Guillermo del Toro sería uno de sus personajes y me la pasaba escuchando Kojima aquí, Kojima allá. Es otro genio. En los pasados Games Awards su título no se llevó el reconocimiento a mejor videojuego del año, pero él sí que fue reconocido como el Mejor director del año. “Gracias, muchas gracias, dijo Kojima cuando recibió el premio. Empezamos de cero hace 4 años, pero estoy muy feliz de volver a este escenario esta noche”, y eso solo me hace pensar que ojalá todos tuviéramos la oportunidad de empezar de cero. Una y otra vez. Felicidades, señor, Kojima.

5. Karen Uhlenbeck

(Foto: Andrea Kane/Institute for Advanced Study)

Karen Keskulla Uhlenbeck es una matemática estadounidense de 77 años. Pero diría que no es cualquier matemática. En marzo obtuvo el prestigioso Premio Abel, que se entrega desde 2003 en honor al matemático noruego Niels Henrik Abel, “por su trabajo fundamental en el análisis geométrico y en la teoría de gauge”. Sin embargo, Uhlenbeck no solo será recordada por haber logrado que sus contribuciones revolucionaran nuestro entendimiento sobre las superficies mínimas, sino porque es -hasta el momento- la primera mujer en ser reconocida con el “Nobel” de matemáticas en un mundo en el que, a su consideración, es más difícil enfrentarse al machismo que a las mismas matemáticas.

4. Sundar Pichai

(Foto: Getty Images)

La razón de incluir a Sundar Pichai, el CEO de Google, en la lista es más simple de explicar: hace un par de semanas se convirtió en el nuevo director de Alphabet. Y pienso que es importante, no porque ahora sea el jefe supremo de una de las empresas tecnológicas más importantes de la actualidad, sino porque es un buen ejemplo de que si lo deseas, lo obtienes, y lo digo por más que me disgusten los refranes. Según cuenta la leyenda, el pasado de Pichai era tan prometedor como el de ninguno de nosotros. Porque si bien el gran Pichai creció en una familia pobre, se dice que era la persona “más brillante de su generación” que se enamoró de la tecnología gracias a su padre, que era empleado de una conglomerado británico llamado General Electric Company. Su señor padre, Regunatha Pichai, una vez contó que Sundar tenía un gran talento para memorizar números telefónicos. Seguro eso le ayudó a conseguir su gran puesto.

3. Joker

(Foto: Warner Bros.)

La película Joker de Todd Phillips fue un éxito en taquilla. Ganó el máximo galardón en el 76 Festival de Cine de Venecia. Pero si por algo deberíamos recordar al lunático de Arthur Fleck, interpretado por el gran Joaquin Phoenix, es porque el personaje logró convertirse en un extraño símbolo de resistencia en todo el mundo. Y con esto no me refiero a las decenas de fans de DC que emularon los pasos de baile de Joaquin -cuando desciende con un pegajoso ritmo de unas escaleras-, sino a todos las protestas (por diversas razones) en las que el rostro de Joker se multiplicó como el pan y el vino. Ahí lo vimos en Hong Kong; en el Líbano, cuando las personas salieron a las calles disfrazadas de payasos para expresar su repudio al gobierno. Llegó hasta el Ecuador e incluso a Chile, en donde la gente protestó contra el alza en el precio del transporte público. Joker fue más que un personaje de DC en 2019, fue un símbolo de resistencia.

2. Keanu Reeves

Si alguien fue omnipresente en 2019 sin duda alguna fue el amigable Keanu Wick, digo, Keanu Reeves. El tipo hizo su propio calendario. En mayo Keanu estrenó John Wick 3: Parabellum. En junio se robó los reflectores durante la E3 de Microsoft en donde anunció que sería un personaje de Cyberpunk 2077. De nuevo fue un meme recurrente. Hizo un bello cameo de sí mismo en Always Be My Maybe de Netflix, que también se estrenó en mayo. Después nos enteramos que lo veríamos de nuevo en John Wick 4 y que se introduciría otra vez en la Matrix. Es una grosería que ambas películas se vayan a estrenar el mismo día en 2021. Y no conformes con eso, en noviembre también descubrimos que será una planta rodante de la sabiduría en la próxima película de Bob Esponja, The Sponge Bob Movie: Sponge on the Run. Pero lo mejor todo es que el buen Keanu encontró el amor en los brazos de la artista Alexandra Grant. Fue su año.

1. Greta Thunberg

(Foto: Timothy A, Clary/AFP)

A Greta podrán tratarla con condescendencia por su edad (tiene 16 años) y burlarse de sus reacciones y su furioso gesto que se volvió viral. Pero estoy seguro que le da lo mismo: fue nombrada la Persona del Año en 2019 por la revista Time, al ser descrita como “una adolescente común y corriente” que reunió “el coraje para decir la verdad al poder”. Es el “ícono de una generación”, dicen, y si bien la lucha contra el cambio climático será un largo camino, estoy seguro que Greta continuará dividiéndose entre continuar estudiando y viajar cientos de kilómetros en un barco para ir a cuantas convenciones sobre el clima sean necesarias. Solo recuerda que las batallas no las libra una sola persona.