¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué es el cyberpunk?

El cyberpunk comenzó como un movimiento literario de ciencia ficción, y rápidamente se extendió al cine y los videojuegos

En la primavera de 1980 un adolescente escribió un relato sobre un grupo de chicos punk aficionados a las PCs. Era su primer trabajo literario y estaba buscando un título que llamara la atención de los editores para que publicaran su cuento. El título que estaba buscando apareció luego de varios intentos mezclando palabras que sonaran a tecnología y chicos rebeldes: Cyberpunk. “Creo que tuve éxito”, dijo Bruce Bethke, el creador del término.

Inventé la palabra a propósito. Al nombrar mi cuento de esa manera estaba tratando de inventar un término que evocara dos cosas: la rebeldía de un punk y la tecnología de punta. Mis motivos fueron puramente egoístas y comerciales, pues quería un título conciso que los editores pudieran recordar fácilmente.

Pero la creación de la palabra no es toda la historia de lo que después llegaría a ser el cyberpunk. Unos años después se convirtió en todo un género literario que hunde sus raíces en la ciencia ficción.

En 1984 se publicó Neuromancer, novela que cuenta la historia de un hacker que trabaja para una compañía robando información, y que es infectado con un virus que lo hace incapaz de conectarse al ciberespacio global: la Matrix. Y sí: los hermanos Wachowski tomaron el nombre para su película Matrix, que le debe mucho a esta novela pionera del cyberpunk.

Neuromancer estableció los elementos básicos del género, que posteriormente se expandiría al cine, a los videojuegos y a la música. Los elementos clave del cyberpunk provienen (aunque de manera involuntaria) de la palabra misma, pues combina escenarios altamente tecnologizados con personajes underground.

En la maduración del género sería imposible no mencionar la aportación del anime japonés, y de algunos videojuegos que exploraron sus elementos con un estilo propio. En cuanto al anime se han mencionado como exponentes del género a Akira, Cowboy Bebop y Ghost in the shell (en el que también se inspiró Matrix, la película). En los videojuegos destacan dos títulos del desarrollador japonés Hideo Kojima Snatcher y los legendarios títulos de Metal Gear.

También se ha visto un antecedente del género en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que fue adaptada al cine en 1982. Esa adaptación fue Blade Runner, de Ridley Scott.

El cyberpunk nos presenta el concepto de una sociedad tecnológicamente superdesarrollada en la que los dispositivos electrónicos se ha insertado en todos los ámbitos de la vida (desde el funcionamiento del cuerpo hasta el del dinero) y lo mezcla con tramas sobre los sectores más marginados, como delincuentes, hackers o traficantes de drogas.

A su vez, el género muestra una infranqueable brecha entre los diversos sectores de la sociedad, y acentúa el hecho de que, a pesar de que cualquiera es en teoría capaz de modificar su propia biología instalándose nuevos componentes, no cualquiera puede cubrir el gasto que eso implica.

En suma, el cyberpunk presenta futuros distópicos en los que la tecnología ha alcanzado niveles impresionantes, y en los que no obstante sigue existiendo la desigualdad. Es por ello que se ha dicho que el género tiene un contenido expresamente político. William Gibson, el autor de Neuromancer, ha dicho en entrevistas más recientes en referencia al espíritu del cyberpunk:

El futuro ya está aquí. Lo que pasa es que no está distribuido con justicia.

Seguramente Bruce Bethke, al nombrar su relato, no se imaginó que, casi cuarenta años después, la palabra estaría en boca de todos gracias a un videojuego (Cyberpunk 2077, que será lanzado en 2020). Y no es que se haya ido del todo, pero, después de un periodo de auge en los años ochenta, no había sido tan popular como lo es ahora.