Matrix y el efecto Bullet Time: Un viejo truco que marcó el futuro del cine

Así fue creado el famoso efecto en 360° de Matrix que “revolucionó” la industria del cine digital.
(Warner Bros.)

A mediados de los 90, los entonces hermanos Wachowski tuvieron la idea de una película que mezclaba filosofía y artes marciales, en la que , en algún punto, tendría una escena que se pudiera contemplar desde todos los ángulos posibles. A la larga, esa película se convertiría en Matrix.

Los hermanos Wachowski filmando Matrix (Warner Bros.)

Después de que Sandra Bullock, Brad Pitt y Leonardo DiCaprio rechazaron el proyecto, los productores  de la película contemplaron a Will Smith como protagonista. Este año el actor aclaró que no aceptó el papel porque los directores no lograron convencerlo con su primer discurso:

“Me dijeron: ‘Estamos pensando que, imagina que estás en una pelea, y luego como que saltas. Imagina que puedes detenerte cuando saltas, a mitad del salto. Pero después la gente puede ver a tu alrededor en 360 grados mientras estás saltando. Bueno, también cuando dejas de saltar. Vamos a inventar estas cámaras, para qué la gente puede ver el salto completo mientras te detienes a mitad del salto…’ Entonces, les dije que no, y mejor hice Wild Wild West”, declaró Smith.

Este fallido discurso de “venta” demuestra que las Wachowski querían cimentar su película en el famoso efecto de Bullet Time, que hizo volar la cabeza de los fanáticos, gente de la industria y críticos al por mayor. Pero, aunque Warner patentó esta técnica y se diga una y otra vez que se creó específicamente para la película, lo cierto es que está basada en un truco tan viejo como el cine mismo.

Storyboards creado por Geof Darrow para Matrix

The Bullet Time

Primero expliquemos que es el efecto Bullet Time. Es una técnica de filmación que permite filmar escenas de acción específicas en 360 grados y pasarlas en cámara lenta (como en el caso de Matrix). Para lograrlo se creó un complejo sistema con 120 cámaras de fotos y 2 cámaras de cine empotradas en una estructura (circular, recta o en espiral), con una pantalla verde de fondo y en el centro una caja ajustada mediante un sistema de medición láser, que servía para saber a dónde debían enfocar las cámaras fotográficas. Una vez que se realizaban las capturas, se generaba un archivo de animación en una computadora.

En el especial de Detrás de Cámaras de Matrix, el supervisor de efectos especiales de la película, John Gaeta, explicaba el potencial de este efecto.

“Puedo elegir a voluntad qué momento escoger en el tiempo. Puedo elegir sólo un momento de toda la escena para ver en 360. Puedo crear una secuencia de 50 fps a 500 fps o 2000 fps con el mismo movimiento de la cámara. Puedo ir adelante u atrás (del tiempo) con la cámara, parar en algún punto y ver todo alrededor, ir hacia atrás mientras el personaje sigue avanzando hacia adelante. Ver dos disparos que van en sentido contrario uno del otro al mismo tiempo, puedo ver ciclos que se entrecruzan como olas. Es un trabajo digital muy pesado. No todos los cuadros son capturados por la cámara. Hay muchos procesos que llamamos interpolación que es la creación de frames digitalmente, que es un subproducto que creamos. Analizamos los cuadros que tenemos y así podemos crear nuevos frames y momentos en medio de los cuadros capturados para alargar o contraer las escenas.”

Gaeta explicaba que los movimientos que filmaban no estaban hechos al azar, sino que se “coreografiaban” antes en un simulador por computadora. “Cada cámara tiene un específico momento en el tiempo para tomar su frame del film. Todos juntos se juntan para dar el efecto de movimiento y velocidad”, explicaba en su momento.

Un regalo del siglo XIX

El efecto quedó en la historia como una marca registrada de las Wachowski (y legalmente de Warner), pero lo cierto es que está basado en el trabajo de Eadweard Muybridge (siglo XIX), quien ideó un método para capturar el movimiento de un caballo a galope utilizando una serie de cámaras en fila que se accionan cuando el animal, al correr, rompe una serie de hilos conectados a los obturadores.

Ya en el siglo XX, en la década de los 40, el profesor Harold Eugene Edgerton del Massachusetts Institute of Technology (MIT) utilizó luces estroboscópicas para congelar el movimiento de una bala. Si bien, su técnica está enfocada a crear una fotografía, en esencia es un predecesor directo de la técnica usada por las Wachowski.

Pero el predecesor directo del Bullet Time se encuentra en la música heavy metal, específicamente en el video de la canción Midnight Mover, del grupo Accept. El video muestra el mismo momento tomado por varias cámaras, de la misma forma que lo vemos en Matrix (conservando sus diferencias tecnológicas). El video va, se detiene y regresa en el tiempo, dándonos una sensación de profundidad que no había sido explorada a este nivel anteriormente.

El director Michael Gondry también usó esta técnica años antes de que se usará en Matrix, aunque con resultados diferentes. Puede apreciarse su trabajo en el vídeo de Like a Rolling Stone lanzado por los Rolling Stones en 1995.

John Gates y Manex Visual Effects tomaron esta idea y desarrollaron la tecnología para Matrix y la explotaron al máximo. A partir de ahí fue saltando de película en película, hasta llegar a otros formatos, como los videojuegos y la animación.

Instalaciones del sistema Bullet Time usado en Matrix.