¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Es verdad qué The Matrix es una historia plagiada?

En internet, se cree que Matrix fue plagiado de un texto de Sophia Muller. Pero, ¿es cierta esta historia?
(Warner Bros)

Cuando se anunció por primera vez The Matrix, muchos esperaban que fuera una película genérica de ciencia ficción, llena de clichés, sin mucha sustancia y con poca profundidad. Y, reitero, genérica.

Entonces, un 31 de marzo de 1999, The Matrix tomó por sorpresa a la audiencia que fue a las salas de cine. Su éxito fue rotundo. Esto se debe, en gran parte, a una trama repleta de preguntas que hacen pensar, al mismo tiempo que se presentan imágenes visuales que, en su momento, fueron inesperadas e innovadoras.

The Matrix postula una narrativa aparentemente inocente pero, entrelazando las espectaculares escenas de peleas y efectos especiales, se abandonan las ideas sutiles. Ideas como el concepto de que la elección es una ilusión perpetuada por aquellos con poder, en detrimento de aquellos sin las mismas prerrogativas. La historia se continuó desarrollando en sus dos -decepcionantes- secuelas: Matrix Reloaded y The Matrix Revolutions.

(Warner Bros)

En su mayor parte, la reacción a The Matrix fue abrumadoramente positiva. Los espectadores se alegraron de verla repetidamente mientras comentaban aspectos de la película, la novedosa cámara Bullet Time y las implicaciones realistas de vivir en una cápsula sin movimiento alguno.

Sin embargo, desde su lanzamiento, la película y sus productores se han visto cautivos a una serie de circunstancias peculiares. Los directores, los hermanos -ahora hermanas- Wachowski, seguramente previeron que estaban creando una maravilla, y seguramente eran mínimamente conscientes de que estaban a punto de cambiar la historia cinematográfica. No obstante, para lo que seguramente no estaban preparados era para Sophia Stewart, la escritora que acusó a Warner y a las Wachowski de haber plagiado su libro para la creación de Matrix.

Stewart y todo lo que rodea la demanda se ha convertido en una especie de leyenda y mito del Internet por muchos años. Es por eso que me di a la tarea de investigar que diantres había pasado con ese asunto, si era verdad que Stewart se había vuelto multimillonaria tras comprobar el plagio y qué había sido de su existencia.

The Third Eye

Sophia Stewart, nativa de Nueva York y que vive en Salt Lake City y trabaja como asistente legal, generó controversia cuando entabló una demanda contra Lana y Lily (Andy y Larry) Wachowski, el productor Joel Silver, Warner Bros. y Twentieth Century Fox, bajo el argumento que The Matrix y la franquicia de películas de Terminator se basaron en sus ideas.

(TruthAboutMatrix)

Según Stewart, en 1986 respondió a un anuncio publicado por las hermanas Wachowski en una revista nacional solicitando manuscritos de ciencia ficción para convertirlos en cómics. Les envió The Third Eye (El tercer ojo), un cuento que había escrito y registrado en 1981, tras haberse inspirado en Star Wars de George Lucas. Desde aquí deberíamos sospechar que hay algo raro, ya que, para esos años, las Wachowski estaban en sus años universitarios, lejos del showbusiness.

(TruthAboutMatrix)

Pasó el tiempo y Stewart cuenta que nunca supo nada de ellos ni recibió su manuscrito, así que pensó que aquello había quedado en anda. Sin embargo, cuando vio The Matrix en 1999, se sorprendió de lo parecida que era a su historia. O al menos así lo consideró ella. Así que presentó una demanda contra los creadores de la película, buscando más de mil millones de dólares como pago por daños y perjuicios.

¿De qué trata The Third Eye?

Se puede encontrar el libro en línea. Lo que es curioso, es que en el mismo sitio incluye TODA LA DEMANDA contra los involucrados con The Matrix (y Terminator). Texto, que por cierto, resulta bastante útil, pero a eso regresaré después.

Tras buscar por hojas y hojas la historia, por fin di con ella. Y más que un libro, es bosquejo de una historia, que está claramente inspirada por el Libro de la Revelaciones, mejor conocido por el Apocalipsis, de la Biblia.

La Tierra va a ser destruida por las plantas nucleares, mientas que los seres humanos han sido esclavizados por un alien. Una profecía dice que un salvador, el Elegido, llegará con sus poderes divinos para liberar a la humanidad. Muy a la Jesus Christ.

(Warner Bros)

El “libro” es bastante corto y no está terminado. La premisa de la historia es interesante, con metáforas y una buena carga filosófica que hacen que la lectura sea interesante. No obstante, así como dejó el texto, no es que sea bueno, sólo prometedor. Así que nunca sabremos si iba a terminar en algo maravilloso o en una porquería.

Pero, ¿eso basta para declarar que The Matrix es un plagio de su libro?

The Matrix vs Third Eye

Como había mencionado, casi todo el “libro” consta de la demanda en la que Stewart busca probar el plagio del que supuestamente fue víctima por parte de los creadores de The Matrix y Terminator. Tienen todo el material que puedan imaginar: copias, recibos, documentos legales, los detalles del registro que hizo de Third Eye, etc.

Nadie duda que ella es la autora del texto, pero dónde falla en su demanda es en probar las conexiones de su historia con las dos franquicias. Las similitudes son bastante superficiales y no bastan para hablar de plagio.

Ejemplo es la profecía de El Elegido que llegará para salvar a la humanidad con sus súper poderes. Una premisa básica que aparece en muchísimos libros para asumir que es insuficiente para decir que le robaron esa idea. En todo caso, los autores de la Biblia o de cualquier otro libro sagrado tendrían que demandar a todos aquellos que han retomado esta idea para su trabajos.

(Warner Bros)

Y es que, casi todas las similitudes que Stewart reclama son lugares comunes en este tipo de historias: una entidad poderosa que oprime -o que intenta oprimir- a la humanidad o a una parte ella. Para ella este big bad es un alien, para Matrix son robots. Entonces, el elegido o héroe en cuestión tiene un despertar espiritual en el que se vuelve consciente de sí mismo y de su odisea. O tiene una epifanía o hay un hecho que despierta sus poderes y habilidades. Lo que conocemos como el monomito o el periplo del héroe.

Probablemente la noción de que sus personajes proyectaban su conciencia fuera de sus cuerpos para luchar con el enemigo sea lo que más se parezca a Matrix. No obstante, aunque no es tan común como otros tropos del género, es una noción que ha estado en la ciencia ficción por décadas. Así que suena ligeramente ridículo que Stewart se crea la dueña de esas ideas.

Y, a pesar de que no tiene muchas bases para demandar, lo hizo. Y el Internet, no sólo le creyó, sino que la nombró la Mother of Matrix.

El mito de Mother of Matrix

En 1999, Stewart demandó a todos los involucrado con The Matrix -y Terminator de paso- por mil millones de dólares por el supuesto plagio. Y fue justo aquí cuando el Internet hizo lo suyo para crear el mito de la mal llamada Mother of Matrix.

Y es que, por alguna razón, hay varios artículos en los que se dice que Stewart no sólo ganó la demanda, sino que además se inventaron datos como que el FBI había descubierto que se habían editado más de 30 minutos de la película para evitar infringir el copyright.

Uno imaginaría que algo así, que ella hubiera ganado la demanda hubiera sido un titular en todos los grandes medios de Estados Unidos y del mundo, pero no. Según Stewart, esto se debe a que Warner ha entorpecido el flujo de la información porque son dueños del 95% de los medios y, además, por su color de piel. Esto lo podemos leer aquí.

Esto, incluso para los más afines a creer teorías de la conspiración, es demasiado inverosímil. Es por eso que sólo encontramos noticias de su supuesto triunfo en páginas como ésta o ésta.

Lo que en verdad pasó, es que, cuando tuvo que presentarse en la corte, no lo hizo. Ni ella ni sus abogados se aparecieron y su demanda terminó por no proceder. Simplemente no había nada que sostuviera sus afirmaciones y le diera validez a sus acusaciones.

No obstante, esto no la ha detenido en absoluto de seguir jugando el papel de víctima en redes sociales. Es bastante activa en Twitter y constantemente publica contra las Wachowski y James Cameron. Además, ha escrito otro libro donde supuestamente continúa con la historia que es Matrix. Este libro no lo pude leer (cuesta 34 dólares), pero, como podrán ver, usa imágenes en la portada que le podrían costar a ella una demanda.

(TruthAboutMatrix)

Y, si bien, tiene una horda de creyentes, Stewart no es más que un fraude que ha buscado mantenerse relevante a partir de una mentira. Incluso, cuando la buscan algunos medios de renombre para que cuente su versión, su actitud es tan hostil, que no deja lugar a duda de que se trata de una mujer con tendencias mitómanas, como podemos apreciar aquí.

Claro, tras ver las dos últimas entregas de The Matrix, a muchos nos pudo entrar la duda de si en verdad las Wachowski no se habían robado la historia. Pero no, simplemente no supieron como mantener el nivel.