La quinta temporada de My Hero Academia fue desastrosa y decepcionante

La temporada prometía ser la entrada de MHA al olimpo... pero se chingó la rodilla
¿Eera necesario tener tanto tiempo de peleas que ni nos decían nada? | Fuente: Bones

Este fin de semana por fin se acabó ese martirio llamado la quinta temporada de My Hero Academia… y antes de que esto se malinterprete: el autor de este querido texto ama My Hero Academia e incluso hay un video en Código Espagueti donde hablamos maravillas de su protagonista (ver más abajo).

Dicho esto, la quinta temporada precisamente es una desastrosa forma de mostrar todas las bondades y todos los logros que ha conseguido Kohei Horikoshi como autor, pero también es la muestra de cómo un anime puede cambiar por completo la visión sobre una historia con tan solo manejar de manera deficiente el material original.

¿Qué fue lo que adaptó la quinta temporada de My Hero Academia?

Esta temporada abarcó aproximadamente desde el capítulo 194, que es cuando la Clase A y B se enfrentan y Shinzo pretende entrar al curso de héroes, y acabó en una mixtura de los capítulos 258 y 254, que marca el comienzo de la guerra de los héroes contra el Frente de Liberación Paranormal.

Y bien, esto parece algo perfectamente adaptable dentro de un anime de 25 capítulos. Es decir. Tenemos aproximadamente 50 capítulos de manga para meter en 25 piezas de anime semanal. Lo cual, en promedio, nos daría dos piezas de manga por cada uno. Pero… PERO…

¿De verdad era necesario tener tanto tiempo de peleas que ni nos decían nada? | Fuente: Bones

Al comienzo tenemos un capítulo de relleno que, en mi opinión, parecía un preparativo porque los hechos que ocurren a partir de este momento son claves para el desarrollo emocional de los personajes de My Hero Academia, además de que confirmaron a Horikoshi como un mangaka que prescinde de la acción sin sentido para darle un poco de palabras a todo aquello que venía forjando.

Especialmente, las historias de fondo de la familia Todoroki, así como Shigaraki, Dabi y por supuesto Midoriya y su relación con el All For One, tienen un desarrollo y un peso importante a lo largo de estos 50 capítulos de manga; pero esto sucedió de manera desastrosa en el anime, y en vez de tener un ritmo pausado a lo largo de toda la temporada, Bones decidió que las peleas de la Clase A y la Clase B se llevarían 11 capítulos del total.

Esto nos dejaba con tan solo 14 capítulos para ver, al mismo tiempo, la fusión entre la compañía Detnerat y la Asociación de Villanos; los traumas de Shoto y sus hermanos, así como la campaña de reivindicación de Endeavor; la historia de origen de Shigaraki; la reestructuración de la Asociación de Héroes; la misión secreta de Detnerat para la liberación de los superpoderes; los nuevos secretos del All For One y el One For All y el preludio a la batalla más grande que se ha tenido hasta la fecha.

La pelea de Shigaraki vs Re Destro no tuvo ni siquiera tiempo de explicarse | Fuente: Bones

¿Suena a mucho, no? Pues lo es. Es demasiada información y no solo es mucha, sino que toda ella es valiosa. Si durante todos estos años el manga de My Hero Academia ha ido ganando reputación más allá de ser un shonen prototípico más, es exactamente por estos pasos que dio su mangaka, para darnos una historia interesante más allá de sus peleas.

Cómo adaptar un manga a la mala

Ya sabemos cómo se maneja el relleno en esta industria. Es una estrategia para poder sacar más contenido redituable de franquicias exitosas. Sin embargo, este sistema ha cambiado mucho en la industria actual.

Con la nueva forma de trabajo de los estudios en programas por temporadas, los animes tienen la posibilidad de adaptarse de mucho mejor manera al material original, ya sea en mangas cortos y terminados, como Kimetsu no Yaiba, o en obras corrientes y con un posible futuro prometedor, como JuJutsu Kaisen.

Sin embargo, parece que la quinta temporada de My Hero Academia estaba pensada para tener relleno a mares… pero esto ya no es posible. Tener programas corriendo durante años de manera regular es prácticamente imposible para cualquier franquicia actual y con justa razón. Basta ver, tan solo, todo lo que ha hecho Toei Animation a lo largo de décadas para entender por qué es necesario, tanto para mangakas como animadores, tener un entorno de trabajo menos demandante.

No es comprensible por qué se tuvieron que comprimir tanto las partes más importantes de esta temporada y estos arcos, menos por qué utilizar tres capítulos sencillamente como relleno, cuando la historia demandaba otra forma de producirse. Puede que venga directamente de la mayor influencia que tuvo Toho dentro de la quinta temporada, o que sencillamente fue un error en la planeación, o directamente el director no vio prudente hacerle caso a todo lo que en el manga tiene un peso tan grande.

Y será el sereno, lo que es un hecho es que entraremos a una sexta temporada con a penas contexto de muchas cosas que no son solo determinantes, sino que marcan el rumbo del futuro final de todo el manga, que en este momento se encuentra en un punto climático… aún más grande del que se encontraba hace un año.

La batalla que se avecina es brutal y enorme | Fuente: Bones

Parece hasta repetitivo decirlo, un cliché odioso, pero si así seguirá siendo la producción del anime, con películas y promocionales recibiendo más atención que el core de la historia en sí, es momento de volver a rechazar el anime y volver al manga… porque sí, el manga es mejor (de momento).

***

NANI?, un vlog donde  discutiremos los temas centrales de la agenda del entretenimiento audiovisual asiático, principalmente de la industria japonesa. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO