La competencia por el trono de la tecnología de los coches autónomos está a todo lo que da, y explotará en los próximos años.

A la sombra de Google y Apple, que tienen proyectos de coches autónomos desde hace rato, Samsung anunció que consiguió el permiso oficial de las autoridades de California para poner en marcha las primeras pruebas de sus propios coches autónomos en territorio norteamericano.

La nueva tecnología automotriz de Samsung se creó gracias a una alianza con Hyundai, el mayor fabricante coreano de automóviles. De hecho, desde hace unos meses, comenzó a probar sus vehículos en Corea del Sur, pero hasta ahora logró que aprobaran su uso seguro en las calles de California.

Si bien Samsung va rezagada con respecto a sus rivales tecnológicos, se sabe que está enfocando sus esfuerzos en desarrollar un algoritmo de conducción autodirigida que podría resolver problemas relacionados con las condiciones climáticas adversas.

A diferencia de otras compañías, como Ford o Volkswagen, Samsung aseguró que no tiene la intención de fabricar autos, sino licenciar su tecnología a automotrices consolidadas. Su idea es muy similar a la que planea Waymo (la división de Google enfocada a los vehículos autónomos), por lo que entrará en competencia directa por tener el trono del “Android de los automóviles”. Otra ventaja de Samsung es que, compró Harman para fabricar sistemas de entretenimiento en los autos. Por eso no descartamos que futuras alianzas permitan a la compañía volverse un competidor digno en el terreno de la autonomía automotriz.

fuente Fortune

temas