La empresa norteamericana se especializa en el diseño y mejora de la conectividad de vehículos

A 112 dólares por acción, Samsung acaba de confirmar la compra del gigante Harman por 8 mil millones de dólares. Se trata de la compra más cara de su historia, demostrando que no se andan con juegos cuando de meterse a la industria automotriz se trata. Hasta ahora, Harman había sido una de las empresas más importantes en el desarrollo de tecnología de infoentretenimiento para automóviles, un sector que ha crecido enormemente en los últimos años y en el que Samsung ve un gran futuro.

“Harman complementa perfectamente a Samsung en términos de tecnología, productos y soluciones. Unir fuerzas es el desarrollo natural de una estrategia automotriz que llevamos tiempo persiguiendo”, afirmó Oh-Hyun Kwon, el CEO de la empresa sudcoreana, esta mañana. “[Dicha adquisición] establece de manera inmediata bases sólidas para que Samsung haga crecer su plataforma automotriz”.

Samsung está convencida de que su experiencia en displays, interfaces de usuario y tecnología de semiconductor creará un enorme crecimiento de oportunidades para Harman —compañía que posee, entre otras, marcas como Harman Kardon, AKG y JBL—, cuyas utilidades se espera que se dupliquen en los próximos cinco años.

Es un hecho que cada día los coches están más conectados y dependen más de la red. Samsung, con esta compra, busca competir con gigantes de la tecnología como Google y Apple en el mundo automotriz. Aunque mucha de la atención en Silicon Valley ha recaído en la industria de los coches autónomos, el equipamiento de éstos con tecnología de conexión podría resultar igual o más lucrativo a corto plazo.

vía The Verge

fuente Samsung Electronics

temas