Alejandro González Iñárritu es el primer mexicano seleccionado para presidir el jurado del Festival Internacional de Cine de Cannes.

Iñarritu-Gonzalez-Alejandro-Alfonso-Cuarón-Cannes-Festival-Film-2019-Jurado-Presidente-Portada

El cine mexicano está pasando por un apogeo único. El fin de semana pasado, Alfonso Cuarón se llevó tres premios Oscar por su película Roma; un hecho impensable hace unos años para una película hablada en español y mixteco, grabada completamente en blanco y negro y transmitida en un sistema de streaming como Netflix. Y esto no es nuevo… Los mexicanos han dominado los Premios Oscar desde 2013, Reygadas ha sido sistemáticamente seleccionado en Cannes (salvo con su última película), Amat Escalante conquistó Venecia antes de Cuarón y Sebastián Hoffmann hizo lo propio en Sundance… Ahora, se acaba de anunciar que Alejandro González Iñárritu será el primer mexicano en presidir el jurado en el festival de cine más importante del mundo: el Festival Internacional de Cine de Cannes.

Con este nombramiento histórico, Iñárritu se convierte en el segundo latinoamericano en presidir el festival francés, después del escritor guatemalteco, premio Nobel de Literatura, Miguel Ángel Asturias. También, es el tercer presidente de jurado de habla hispana después de que lo fueran Asturias en 1970 y Almodóvar en 2014.

Así, González Iñárritu toma las riendas del Festival después de que la actriz Cate Blanchett le diera, en la edición pasada del Festival de Cannes, la Palma de Oro a la hermosa e íntima película Shoplifters del japonés Kore-eda. Iñárritu presidirá, entonces, el festival en momentos complicados y deberá enfrentarse a los nuevos retos que enfrentan al cine tradicional con los nuevos medios de distribución y producción que, agresivamente, está poniendo Netflix sobre la mesa.

A través de un comunicado, Alejandro González Iñárritu declaró su agradecimiento por tan importante nombramiento:

“Cannes es un festival que ha sido importante para mí desde el comienzo de mi carrera. Me siento honrado y feliz de regresar este año e inmensamente orgulloso de presidir el jurado. El cine corre por las venas del planeta y este festival es su corazón”

González Iñárritu, de 55 años, estrenó su primera cinta, Amores Perros (2000), hace casi veinte años, en la semana de la crítica del Festival de Cannes. Posteriormente, ganó el premio al mejor director con Babel (2006) y, por su película Beautiful (2010), Javier Bardem ganó el premio a mejor actor. Además, el año pasado, en un hecho sin precedentes, estrenó en el Festival de Cannes, junto a Emmanuel “El Chivo” Lubezki, la instalación de realidad virtual, Carne y Arena.

Esa instalación te pone en los pies de un migrante cruzando la frontera norte de nuestro país y es bastante intensa. Y, con ella, Iñárritu ganó un Oscar especial por logros técnicos. Ese fue su tercer Oscar después de llevarse, por dos años consecutivos, el Oscar a mejor dirección por sus enormes películas Birman (2014) y The Revenant (2016). El presidente del festival, Pierre Lescure, y su delegado general, Thierry Frémaux explicaron así la decisión de nombrar al director mexicano como presidente del jurado:

“Además de ser un cineasta valiente y un autor lleno de sorpresas, Alejandro es un hombre de convicciones y un artista de su tiempo. Cannes está abierto a todo tipo de cines y, a través de la presencia del director de Babel, el festival celebrará el cine mexicano”

Después de las victorias de Cuarón, Lubezki y Del Toro en los premios Oscar, después de tantos éxitos críticos de directores nacionales en el extranjero y de este enorme reconocimiento para un creador tan importante como Iñárritu, esperamos que el cine mexicano pueda tener, también, un resurgimiento interno. Porque todos estos éxitos en el extranjero sigue siendo un contrapeso a las taquillas topadas en nuestro país por melodramas mediocres y comedias románticas repetitivas. Esperamos, pues, que esta nueva época dorada del cine mexicano sirva para conseguir más y mejores estímulos para un cine nacional independiente y original.

temas