Ranking: las 10 mejores naves de Star Wars de la peor a la mejor

Este es el ranking de las 10 mejores naves de Star Wars, uno de los principales atractivos de esta franquicia espacial
Fuente: Disney

Las naves de Star Wars son uno de sus más grandes atractivos. Desde la primera trilogía hasta las nuevas series y películas, sus diseños han sido innovadores y emocionantes. Este es nuestro ranking de las 10 mejores.

Fuente: Disney

Razor Crest

La nave de el Mandalorian es vieja pero confiable, evidentemente. Al ser vieja también logra pasar desapercibida y fue, durante mucho tiempo, la forma de sobrevivir y atacar de Din Djarin, hasta que la volaron en mil pedacitos cósmicos. Sin embargo, su legado y su diseño, tosco y rudo como el mismo piloto, la hacen una gran novedad en este universo de naves.

Fuente: Disney

X-Wing

Esta es el caza de la alianza rebelde. Una nave un poco avejentada pero veloz y fuerte. No es tan moderna como su contra parte imperial, sin embargo en grupos es mucho más capaz que las otras, que se permiten tener mayor poder, pero a costa de menor resistencia.

Su diseño fue gran parte del éxito comercial de Star Wars en su época de lanzamiento, además de que terminó siendo la nave con la que Luke terminó derribando a la Estrella de la Muerte, a pesar de todas sus evidentes desventajas ante una nave del tamaño de una luna.

Fuente: Lucasfilm

Caza TIE

Puede que lo que más hagan estos cazas en Star Wars sea explotar. Sin embargo, su diseño y su estilo fue completamente innovador y revolicionario. Desde su imagen, imposibilitada para el vuelo en entornos con aire, y un aire que recuerda a un mosquito, hasta su característico sonido que también representa la amenaza del imperio a donde iba.

Son veloces, ágiles y completamente funcionales para los ataques rápidos y devastadores que pretendía el imperio mientras estaban en su flota. A pesar de no ser representados como grandes amenazas para los wings rebeldes, solo eran el modelo base de las naves imperiales.

Fuente: Lucasfilm

Ghost

La nave del escuadrón fénix de la alianza rebelde se ganó su nombre con justicia. Este fue comandado por Hera Syndulla, la heroica líder de esta flotilla que contaba entre sus filas con dos jedi, una mandaloriana y un lasat que frustraron la gran flota y ejército del Gran Almirante Thrawn.

Su capacidad de ataque es limitada, pero como una nave de transporte y reconocimiento es mejor que casi cualquier otra. Asimismo, en sus motores cargó un sinfín de logros y misiones exitosas.

Fuente: Disney

Halcón Milenario

La nave de Han Solo es seguramente la mejor chatarra del universo de Star Wars. Aunque pueda verse carcomida y un poco dañada por sus múltiples misiones y pasos por diferentes galaxias, esta sigue teniendo el récord de pasar el Corredor de Kessel en solo 12 pársecs.

Su tripulación ha cambiado con el tiempo, pero hasta el día en que fue vista por última vez siguió siendo tan grandiosa como la primera ocasión.

Fuente: Lucasfilm

Fragata Rebelde

La fragata de escolta Nebulón-B EF76 es una de las más grandes leyendas de las flotas rebeldes. Este frankenstein acorazado mostró ser una de las mejores armas defensivas que tuvo la rebelión contra el imperio, sirviendo de escudo en la batalla de Oovo y muchas otras en donde se ganó su fama poco a poco.

Su costo de producción era de tan solo una veinteava parte de un destructor imperial, pero era igual de poderosa y eficiente en combate como la mejor ingeniería del imperio.

Fuente: Lucasfilm

TIE Avanzado

Esta era una nave reservada para Darth Vader, que desde sus épocas bajo el nombre de Anakin Skywalker se ganó el mote del mejor piloto de la galaxia. Por supuesto, este no es un TIE frágil como los cazas que siempre vemos explotar. Muy por el contrario, esta es una nave pesada, fuerte y que permite el uso de la fuerza con facilidad.

Darth Vader se transportaba en ella para abordar naves enemigas y destruirlas desde dentro, no sin antes sembrar el terror destruyendo todas las naves que se le cruzaban por delante.

Fuente: Lucasfilm

Destructor Imperial

Seguramente fueron las naves más temidas de toda la galaxia. A penas estuvieran encima del cielo de cualquier planeta esto significaba que el imperio no estaba jugando y bajaría a quedarse con todo. Esa era la gran amenaza de estos doritos gigantes espaciales.

En sí mismos eran bases militares móviles con una tripulación enorme que iba desde pilotos y naves de ataque, hasta regimientos enteros de Troopers de campo para ataque terrestre. Eso sin contar sus sistemas defensivos avanzados, además de que siempre iban en grupo.

Fuente: Lucasfilm

Estrella de la Muerte

Esta fue la gran proeza del imperio: una nave que servía de base militar y hogar para miles de familias imperiales que servirían a su ejército. Era capaz de destruir un planeta entero con un solo disparo de su cañón impulsado por el poder de cristales kyber.

Sin embargo, fue destruida por un niño con una nave y un robot que grita algo así como UIIIIHUUI, solo para que después fuera reconstruida más grande (y vuelta a destruir).

Fuente: Lucasfilm

Starkiller

La evolución de la estrella de la muerte fue el Starkiller. Una base en un planeta transformado para ser un cañón capaz de destruir planetas, sistemas y galaxias enteros si se lo propusiera. Este también fue destruido antes de que pudiera causar mucho más daño a toda la galaxia.

Evidentemente, no hay comparación alguna con ninguna otra nave de Star Wars y lo impresionante es que, finalmente, seguía siendo una nave al igual que la Estrella de la Muerte.

Fuente: Disney

***

No, no porque no te guste The Last Jedi significa que sea mala