Así son los sueños de tus mascotas mientras duermen

Un investigador de Harvard explicó que los sueños de nuestras mascotas son muy similares a los nuestros.
(Foto: Flickr)

Una de las preguntas que, seguramente, todos nosotros nos hacemos al despertar podría ser: ¿por qué rayos acabo de soñar esto? Sin embargo, otro buen cuestionamiento también podría ser por qué mi mascota se contorsiona tan raro mientras duerme. Acaso, ¿también sueña? Se sabe que tanto gatos como perros, e incluso ratones, tienen ciclos de sueños similares a los nuestros. Uno de ellos ocurre durante los primeros 70 o 90 minutos después de dormirnos y se le conoce como sueño de movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés). Pero, ¿es posible saber qué es lo que sueña mi perro? En términos estrictos, no; pero de acuerdo con el profesor y psicólogo de la Escuela de Medicina de Harvard, Deirdre Barrett, podemos hacer algunas especulaciones.

También te recomendamos: Verifican una técnica para controlar los sueños de manera independiente por primera vez

En una entrevista con la revista People, Barrett aseguró que la mayoría de los mamíferos atraviesan la fase REM, la etapa en la que los seres humanos soñamos. Y si bien, hasta el momento solo sabemos con precisión lo que soñaban los gorilas firmantes Koko y Michael, que dominaban el lenguaje de signos y lograron contar sus pensamientos mientras dormían (una vez Michael, que fue capturado por cazadores furtivos, escribió al despertar: “la gente mala mata gorilas”), la especialista aseguró que “no hay razón para pensar que los animales son diferentes (a nosotros)”.

Según Barrett, al igual que nosotros, los perros pueden soñar con sus experiencias diarias. “Dado que los perros generalmente están extremadamente apegados a sus dueños humanos, es probable que tu perro esté soñando con tu cara, tu olor y con complacerte o molestarte”.

¿Y que ocurre con los gatos?, se le preguntó a Barrett. De acuerdo con él, las investigaciones sobre los felinos son todavía más precisas. El investigador contó que Michael Jouvet, uno de los primeros científicos del sueño, logró acceder al cerebro de un gato y descubrir cómo, inmediatamente después de comenzar la fase REM de su sueño, el animal comenzaba a saltar, acechar, abalancearse y hasta arquear el cuerpo y gruñir. Soñaba con estar cazando ratones en sus sueños, dijo. 

También explicó que entre más rápidos y pronunciados sean los movimientos durante la siesta de nuestras mascotas, “es más probable que estén representando un sueño”.