La red social mantiene su campaña contra las noticias falsas y reconoce su responsabilidad en las elecciones de Estados Unidos.

Mark Zuckerberg arremete contra Donald Trump tras cancelar el DACA

A 10 días exactos de que Facebook anunciara cambios en su algoritmo principal, que le da prioridad a los contenidos publicados por familiares o amigos sobre las publicaciones de empresas o medios de comunicación, la compañía de Mark Zuckerberg vuelve a fijar su postura con respecto a los medios digitales y el papel de las redes sociales.

A través de una triada de post de colaboradores externos de la compañía, Facebook es autocrítica y afirma que las redes sociales pueden ser un factor negativo en las contiendas políticas y afectar a los procesos democráticos. Así lo explicó Katie Harbath, jefa de políticas globales de Facebook:

“Desde la primavera árabe, las redes sociales parecían positivas para la democracia. Pero la última campaña presidencial de los Estados Unidos cambió esa idea, con la interferencia extranjera que Facebook debería haber identificado más rápidamente ante el surgimiento de noticias falsas”-

Los tres posts forman parte de “Preguntas difíciles, una nueva sección dentro del Newsroom de Facebook, donde los colaboradores de la red social intentarán responder a las acusaciones más polémicas que se hacen en contra del servicio.

“Ahora, estamos tan decididos como siempre para luchar contra las influencias negativas y asegurarnos de que nuestra plataforma sea, sin lugar a dudas, una fuente de bien democrático. Nuestro papel es asegurar que lo bueno supere las fuerzas que pueden comprometer el discurso saludable”, recalcó Katie Harbath.

En otro mensaje, Samidh Chakrabarti, gerente de productos de compromiso cívico de Facebook, también señaló que las noticias falsas son un problema serio que afectan a las redes sociales:

“En 2016, en Facebook fuimos demasiado lentos para reconocer cómo los malos actores estaban abusando de nuestra plataforma”, señaló Chakrabarti.

En un fragmento de su post, Chakrabarti admite que Facebook encontró pruebas de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, pero demasiado tarde. Y justo por lo anterior, es que Facebook será más estricto con los medios que difunden noticias en su servicio.

“En torno a las elecciones estadounidenses de 2016, entidades rusas crearon y promovieron páginas falsas en Facebook para influir en la opinión pública, esencialmente utilizando las redes sociales como arma de información. Aunque no lo sabíamos en ese momento, descubrimos que estos actores rusos crearon 80,000 mensajes que alcanzaron a alrededor de 126 millones de personas en los Estados Unidos durante un período de dos años. Este tipo de actividad va en contra de todo lo que representamos. Es aborrecible para nosotros que un estado-nación usara nuestra plataforma para librar una guerra cibernética destinada a dividir a la sociedad”, rememoró Chakrabarti.

Por su parte, Cass R. Sunstein, profesor de la Facultad de Derecho de Harvard y consultor de Facebook, fue más crítico con la red social:

“Hace poco más de un año, una publicación de Facebook decía: ‘El objetivo del News Feed es mostrar a las personas las historias que son más relevantes para ellos’. El mensaje enfatizaba: ‘Algo que una persona encuentra informativo o interesante puede ser diferente de lo que otra persona encuentra informativo o interesante’. Eso es verdad. La publicación agregó: ‘a medida que evoluciona News Feed, continuaremos creando herramientas poderosas y fáciles de usar para brindarle la experiencia más personalizada’. ¿En serio? Espero que no. Desde el punto de vista de la democracia, eso es una pesadilla. En primer lugar, los ciudadanos deberían estar expuestos a materiales que no habrían elegido de antemano. La casualidad es algo bueno. Los encuentros no planeados e imprevistos son fundamentales para la democracia misma. Tales encuentros a menudo involucran temas y puntos de vista que las personas no han buscado y que quizás encuentren bastante irritantes, pero que podrían cambiar sus vidas de manera fundamental. En parte, son importantes para evitar la fragmentación, la polarización y el extremismo, que son resultados predecibles de cualquier situación en la que las personas de ideas afines solo hablen consigo mismas”.

Los tres post forman parte de la campaña de Facebook para limpiar su imagen, luego de que fue duramente señalada como una plataforma que difunde noticias falsas y su importante papel en las elecciones políticas de todo el mundo.

fuente Facebook (Blog)

temas