El CEO de Facebook se molestó con Apple y ahora no quiere que nadie de su empresa use iPhone.

Joel Kaplan y Mark Zuckerberg. (Crédito Tom Brenner / The New York Times)

Joel Kaplan y Mark Zuckerberg. (Crédito Tom Brenner / The New York Times)

Facebook ha crecido tanto y confía tanto en sí mismo que no tiene la capacidad de controlarse, lo sabemos nosotros, lo saben los hackers que le roban información todos los días y lo saben los líderes tecnológicos del mundo, como Tim Cook quien, cuando ocurrió el escando de Cambridge Analytica, acusó a Facebook de monetizar a sus trabajadores.

Estas declaraciones calaron hondo en Mark Zuckerberg, tanto que ordenó a sus ejecutivos de alto rango dejen de usar iPhone y comiencen a usar teléfonos con Android, el sistema operativo rival de Apple.

Aunque Facebook y Apple no son competidores directos, el tema de la seguridad atañe a ambos. En su momento, Cook afirmó que Apple no estaría en el ojo de los investigadores de las brecas de seguridad si no hubiera sido por Facebook y el tema de Cambridge Analytica.

“Esto es una invasión a la privacidad… la privacidad para nosotros es un derecho humano. [Apple] podría hacer muchísimo dinero si monetizamos a nuestros consumidores, si los viéramos como un producto. Pero hemos optado por no hacerlo… no vamos a hacer tráfico de tu vida personal”, declaró Cook.

Zuckerberg quiso desviar el tema asegurando que los dispositivos de Apple sólo estaban al alcance de “gente adinerada” y que su supuesta preocupación por la seguridad sólo era un pretexto para cobrar más.

Lo cierto es que las brechas de seguridad en la red social cada vez son más constantes y que este tipo de berrinches por parte de Zuckerberg no le ayudan a él, ni a Facebook y mucho menos a los usuarios.

fuente The New York Times

temas