Foto: AP/Matt Rourke

A cambio usará un teléfono súper seguro creado por el servicio secreto.

Donald Trump tuvo que dejar atrás su arma más letal: su amado teléfono Android, desde el cual compartía con el mundo sus tuits y se comunicaba con otros políticos y aliados.

De acuerdo con el New York Times, el nuevo presidente de Estados Unidos ahora tendrá que utilizar un teléfono ultra seguro que fue supervisado por el Servicio Secreto y el cual también incluye un número nuevo, según fuentes cercanas a Trump.

No se sabe qué modelo es el dispositivo que porta ahora el presidente, pero, al parecer, el Servicio Secreto siempre le da a sus presidentes un BlackBerry modificado, como fue el caso de Barack Obama.

Desde noviembre, cuando le avisaron que tendría que renunciar a su teléfono inteligente, Donald Trump admitió sentirse preocupado, ya que al parecer tiene una relación muy estrecha con él. Por el momento sólo un grupo muy limitado de personas tiene el nuevo número del presidente, mientras que el Newseum, le ha pedido que done su antiguo Android como pieza de museo.

vía The Verge

fuente The New York Times

temas