Jeff Myers, un entusiasta de los drones y amigo de los animales, se encuentra desarrollando una extraña función para un vehículo aéreo no tripulado: pasear a su perro.

Es innegable que los drones están cada vez más presentes en el imaginario colectivo de todo el mundo. Con el paso del tiempo la idea que se tiene de ellos ha ido cambiando, han dejado de ser percibidos como aparatos meramente militares hasta utilizarse en las más variadas actividades, como miebros de una banda de rock, bailarines, guías o repartidores.

Un claro ejemplo de lo anterior es el de Jeff Myers, un camarógrafo que se veía abrumado por no tener tiempo para pasear a su querido can, por lo que decidió emular en la vida real al drone que aparece en Volver al Futuro II.  Para conseguirlo fue necesario integrar uno de estos vehículos con una aplicación con GPS, con la cual Myers diseñó una ruta programada para que el drone condujera a su perro por su barrio. A pesar de dejar a su mejor amigo en manos del vehículo, podía vigilarlo gracias a una cámara instalada en el armatoste.

Volver al futuro

Obviamente la idea de Myers no tiene mucho futuro, debido a que un drone comercial común, como el que se ve en las imágenes, no cuenta con la fuerza para conducir a un perro grande por las calles. Todo lo contrario, lo más probable es que  si el perro no está educado, termine arrastrando al robot  por las calles. Además, el pobre animal no podría realizar sus “gracias” a gusto si el drone lo va jalando todo el tiempo.

Sea como sea, el curioso prototipo ha sido bien recibido por varios medios de Estados Unidos, donde se les ha hecho curioso un uso como este para un drone. ¿Ustedes dejarían el cuidado de su mascota a cargo de una máquina voladora?

vía CTV News

fuente Jeff Myers

temas