Portada de Action Comics 1000

Action Comics #1000 es realmente un evento único en los cómics.

Los publicistas en los cómics a veces tienen muchos problemas para anunciar un evento. Por años nos han dicho que “nada volverá a ser lo mismo”, o “la mejor historia de [ponga aquí su héroe favorito] jamás publicada”. La verdad es que muy pocas veces aciertan, y aunque hay mucho que disfrutar en los 80 años de superhéroes, no todos los números que se anuncian así están a la altura de un evento único en la vida. Este definitivamente no es el caso de Action Comics #1000.

A partir de ahora empezaremos a ver varios números 1000, y el próximo año probablemente tengamos a Batman en su Detective Comics; pero, ahora sí, nunca más volveremos a asistir a un número tan importante: la serie más larga de un superhéroe, la que realmente empezó todo, llega a su número 1000. Esto realmente no volverá a pasar, nunca. Pero, ¿realmente está a la altura?

Las historias

El número contiene 10 pequeñas historias hechas como un homenaje a Superman. Detrás de ellas están las mejores plumas que DC puede poner en juego. No hay muchas cosas que podríamos arruinar con spoilers, pero habrá unos pocos. Si les gusta llegar vírgenes al matrimonio y a los cómics, ya están avisados.

Scott Snyder nos presenta The Fifth Season (La quinta estación), una conmovedora historia de Lex y Superman hablando sobre la soledad de ser quienes son. Snyder escribió el evento Metal y ahora está trabajando en un reboot para la Justice League. Además, le debemos, por cierto, The Death of the Family y el Joker que usa su cara como máscara. Snyder ha tenido altas y bajas, pero cumple con este guión.

También participa Geoff Jones, la pluma detrás de Flashpoint y el reboot de los nuevos 52 de la Liga de la Justicia. También fue consultor del universo cinematográfico responsable de la película del año pasado (digamos que es mejor en cómics). Recientemente, escribió el número especial que inició el universo Rebirth, y que pudimos comprar en su edición mexicana hace algunos meses. En su guión para este número, The Car, retoma la historia inicial de Superman y le da un giro bastante interesante. El ambiente tiene mucho de Watchmen, menos el pesimismo; lo cual tiene sentido porque Jones actualmente está trabajando en Doomsday Clock (El reloj del juicio final), el crossover entre el universo de Alan Moore y los héroes de DC Comics. Está historia, es sin duda mi favorita.

Finalmente, tenemos las primeras páginas escritas por Brian Michael Bendis para Superman. Hace meses se anunció su incorporación en DC, después de haber sido uno de los escritores estrellas de Marvel, él es la mente detrás de Miles Morales, Spider-Man, de New Avengers, el reboot Ultimate de Peter Parker como Spider-Man y, mi favorito personal, las dos series de Jessica Jones (en cómics y en la adaptación de Netflix). Aquí nos da una pequeña muestra de los que será su trabajo para el especial de verano Man of Steel, que marcará una nueva era para el Hombre del Mañana. Me declaro fan de Bendis, y aunque lamento que haya dejado a los héroes de Marvel, me emociona su nueva faceta. Una prueba de su talento está en el diálogo que dos personajes casuales tienen sobre los calzones rojos de Superman.

Las otras ocho historias son irregulares, tenemos joyas como Of Tomorrow (Del mañana) de Tom King, o Faster than a Speedy Bullet (Más rápido que una bala) de Brad Meltzer. Pero también hay cosas muy raras que no sé quién pensó que era buena idea incluir, como Actionland!. Como sea, las historias van de lo cursi a lo épico, y aunque no todas son buenas, aportan ángulos originales del personaje y muestran que todavía tenemos mucho que leer.

El arte

Si las historias son irregulares, el arte es magnífico en todas sus expresiones. Desde las portadas, hasta las ilustraciones extra que encontramos en el volumen. Pero nada de eso valdría para nada, si no fuera por el enorme talento que hay en las historias.

El trabajo de Patrick Gleason (el actual responsable de la serie regular de Superman) es sin duda el mejor. Los otros no desmerecen, pero las páginas de Gleason son historia pura. En Never-Ending Battle (Batalla sin fin), el oriundo de Minnesota ilustra una historia de viaje en el tiempo, el pretexto perfecto para darnos un recorrido por momentos memorables del héroe azul. De paso, tenemos homenajes a algunos de los lápices que dejaron su marca en el mundo de los cómics, como Frank Miller o Alex Ross. También vale la pena mencionar el trabajo de Olivier Coipel en The Car y Dan Jurgens en From the City That Has Everything (De la ciudad que lo tiene todo), que mantiene ese sabor noventero que nos dio La Muerte de Superman.

También las portadas variantes merecen ser mencionadas. Hay una por cada década de Superman, desde 1930 hasta los 2000. Casi todas son fantásticas, mi favorita es la de los 90, del mismo Jurgens y Kevin Nowlan, seguramente porque fue la época en que tomé por primera vez un cómic de Superman en mis manos. La de los 60, de Michael Allred, es una locura psicodélica, y la Michael Cho, de los 40, evoca el diseño gráfico de la época. Para mi mala suerte, decidí confiar en Dave Gibbons (el flamante ilustrador de Watchmen) y compré su portada; no hay duda de que es la peor de todas. ¿Qué esperaba?, después de todo es la de los 50.

Portada de Action Comics 1000

***

En México todavía nos falta poco más de un año para llegar ahí, o quizá tengamos suerte y lo vendan como un número especial en un par de meses. Como sea, la espera valdrá la pena. De todas maneras, si lees inglés o si no te molestan los diálogos robóticos del Google Translate; y no has revisado este número, definitivamente deberías correr y leerlo.

Action Comics #1000 sólo va a pasar una vez en la vida, y cualquier fanático casual o intenso de los cómics o de lo superhéroes tiene que leerlo. Quizá no todos los guiones sean perfectos, y algunas historias no serán de lo mejor que podemos leer ahora; pero esté número está haciendo historia y es algo que no nos queremos perder. Como le dice Wonder Woman a Superman en algún punto de estas páginas: “sabemos que sin ti, probablemente ninguno de nosotros estaríamos aquí”.Y esto vale tanto para los otros superhéroes, como para nosotros los fanáticos.

temas