Al parecer, Cavill y su representante usaron todo el chisme de su salida para mejorar su contrato.

(Alamy)

Ayer, 12 de septiembre, los fans del cine de superhéroes tuvieron un día muy movido. Por la mañana The Hollywood Reporter soltó la bomba: Warner había despedido a Henry Cavill de sus películas relacionadas con DC Comics.

De acuerdo con el chisme, Cavill se había negado a interpretar a Superman en un cameo que se usaría en Shazam!, la película de DC que actualmente se está grabando.

A partir de ahí, todo estalló, se desataron incontables chismes, rumores, desmentidos y extrañas declaraciones. Incluso post que habrían pasado de largo en otro momento, se volvieron virales.

Por ejemplo, Zack Snyder subió a su cuenta personal en Vero parte del storyboard de Man of Steel, y se interpretó como un mensaje de apoyo para Cavill:

(Zack Snyder)

El mensaje “eso no es una S”, es parte del diálogo que Superman tiene con Lois Lane en la cinta, cuando le explica que su símbolo no es una letra “S” estilizada, sino la palabra en kryptoniano para la esperanza.

Los rumores fueron tantos que incluso trascendió que Warner ya estaba buscando un sustituto para Cavill, y uno de los posibles candidatos era el mismísimo Michale B. Jordan.

Poco después, en cuanto se hizo viral el supuesto enfrentamiento entre Henry Cavill y Warner, Dany Garcia, representante de Cavill, se apresuró a intentar desmentir la información desde su cuenta en Twitter, por lo menos parcialmente:

“Estén tranquilos. La capa [de Superman] sigue en su armario. Warner Bros ha sido y sigue siendo nuestro compañero en su viaje por hacer evolucionar el universo DC. Esperen una declaración de WB hoy.”

Minutos después de eso, The Hollywood Reporter actualizó su reportaje e incluyó la postura oficial de Warner:

“Si bien no se han tomado decisiones sobre futuras películas de Superman, siempre hemos tenido un gran respeto y una gran relación con Henry Cavill y eso sigue intacto.”

Aunque este comentario intentaba tranquilizar al fandom no lo logró del todo. Tomando en cuenta que en el reportaje original mencionaban que la razón detrás del enojo de Cavill es que Warner ya decidió centrar su atención en Supergirl, lo que significaría que no veremos la rumorada Man of Steel 2 nunca y solo pensaban dejar la participación de Superman como meros cameos en otras películas.

Mientras todos digerían la información, Cavill subió un extraño video a Instagram en el que no deja clara su postura, sólo que tiene uno de los más feos juguetes de Superman en su colección (¿por qué Warner no le regala una de las piezas de Hot Toys?) pero una gran camiseta del equipo de halterofilia de Krypton:

“Hoy ha sido un día apasionante #Superman”.

Ver esta publicación en Instagram

 

Today was exciting #Superman

Una publicación compartida por Henry Cavill (@henrycavill) el

Ahora bien, hace un año, mientras promocionaba Justice League, Cavill reveló a The LA Times que su contrato con Warner estipulaba una película más como Superman, y su deseo era que fuera una película protagonizada por el Hombre de Acero, y no un mero cameo en una película de otro héroe.

“Ahora es un gran momento para mostrar a Superman con todos sus colores en una compleja película centrada en su persona; un historia que dé la maravillosa sensación de alegría y esperanza. Una cinta que nos haga sentir bien con lecciones entrelazadas.”

Pero, al parecer, Warner no estaba convencida de esa idea. Ahora bien, como especulan en Screen Rant, el raro video de Cavill podría significar que todo fue un acto de presión por parte de la agente del actor para aumentar el contrato de Cavill. Es decir, si sólo tenía contrato para una aparición más como Superman, aparecer en Shazam! habría significado el fin de la relación de Cavill con el Hombre de Acero.

Pero el video y la declaración de su representante significarían que lograron aumentar su contrato. Es decir, usaron una compleja táctica de negociación pública para mejorar el contrato de Cavill, apoyados por la presión de los fans en redes sociales, que mayoritariamente apoyaron a Cavill y atacaron a Warner y DC Comics. De ser así, Warner dobló las manos y aumentó el contrato de Cavill, y seguramente mejoró su sueldo luego del éxito de Mission Impossible: Fallout.

A pesar de que Warner no lo ha confirmado, todo esto significaría que tendremos más, mucho más, de Cavill como Superman, incontables cameos y probablemente la esperada Man of Steel 2. Y, lo mejor de todo, es que probablemente Cavill pueda influir en el director que se haga cargo de la secuela.

Ahora bien, en TMZ sostienen que Warner no ha aceptado mejorar el contrato de Cavill, y que la negociación por su sueldo y el aumento de contrato todavía tendrá más capítulos por delante.

vía Screen Rant

fuente Hollywood Reporter

temas