Qué significa encontrada por Arya en el último capítulo de GoT

Petyr Baelish sigue buscando la manera de mover los hilos en la trama de la familia Stark.

Antes que nada, es importante aclarar que, si no has visto el último episodio de Game of Thrones, lo mejor es que te detengas pues todo lo que sigue es un territorio fértil en spoilers. Una vez advertido, podemos adentrarnos en los conflictivos territorios de Westeros.

Empezaré por decir que este quinto capítulo de la séptima temporada no estuvo tan nutrido de acción como el anterior, pero fue bastante intenso a niveles dramáticos. Sobre todo, en lo que se refiere a Winterfell, donde las cosas se están poniendo cada vez agitadas por la ausencia de Jon Snow y una tensión latente se deja sentir entre Sansa y Arya. Una situación que el manipulador, lagartón y tlacuachudo Petyr Baelish, alias “Littlefinger”, aprovecha para incubar la discordia en la más pequeña de las mujeres Stark.

Y sí, nos referimos específicamente a la nota que encontró Arya debajo del colchón de Littlefinger.

Si te esfuerzas un poco y haces memoria, podrás recordar que en el episodio ocho de la primera temporada, Sansa estaba esperando a concretar su matrimonio con el terrible y berrinchudo Joffrey, mientras que Ned Stark vive sus últimos días en un calabozo de King’s Landing. Para buscar el apoyo de Robb Stark en el norte, Cersei le pide a Sansa que escriba una carta para solicitarle a su hermano que acepte a Joffrey como el nuevo soberano de los Siete Reinos. Desde luego Catlyn Stark, la madre de Sansa, intuye la viuda Baratheon está manipulando su joven e inocente hija.

Esa misiva es la que encuentra Ayra seis temporadas más tarde y en la cual puede leerse:

“Robb, te escribo con el corazón acongojado. Nuestro buen rey Robert está muerto, muerto por heridas que recibió durante la cacería de un jabalí. Padre ha sido acusado de traición. Conspiró con los hermanos de Robert contra mi amado Joffrey y trató de robar su trono. Los Lannister me tratan muy bien y me dan todas las comodidades. Te lo ruego: ven a King’s Landing, jura fidelidad al rey Joffrey y evita cualquier conflicto entre las grandes casas de Lannister y Stark. Tu fiel hermana, Sansa.”

En ese entonces, Littlefinger se encontraba al servicio de la corona y aconsejaba a diestra y siniestra qué hacer conforme a lo sucedido. Mientras tanto, Robb ignora el contenido de la carta. Así, el documento queda como un mero precedente histórico en la historia de Winterfell, archivado por el Maester Luwin… hasta el momento en que Baelish lo recupera en esta temporada siete.

Si bien es cierto que desconocemos las intenciones del manipulador Littlefinger, es seguro que sólo quiere incordiar la relación entre las hermanas Stark, pues Arya está segura de que una conspiración se está construyendo en la casa Stark y el resentimiento que tiene por Sansa se siente vivificado. Por eso, cuando esta bomba estalle, Littlefinger podría intervenir para aconsejar a Sansa y asegurar su lugar en el juego de tronos.

Pues como decía Cersei Lannister en la primer temporada: “En este mundo cuando juegas el juego de tronos, o ganas o mueres”. Por otra parte, es interesante que un cabo suelto, que parecía no tener mayor relevancia en la trama de la serie, sea rescatado de esta manera.

temas