Por más que quiso hacer contacto con la actriz y activista, Watson no respondió a su llamado.

El pasado 20 de abril, la actriz Allison Mack fue arrestada por las autoridades de Nueva York, debido a las acusaciones que la señalan como la segunda al mando de NXIVM, una organización en la que supuestamente existía una secta de “esclavas” sexuales.

Mientras Mack enfrenta a la justicia en custodia, se ha dado a conocer que uno de sus objetivos era incluir en la organización a la actriz y activista Emma Watson, sin embargo, no pudo conseguirlo.

El primer acercamiento se dio el 23 de enero de 2016, cuando a través de su cuenta de Twitter, Mack le escribió a Watson sobre un “increíble movimiento de mujeres” al que, según ella, ambas celebridades podrían estar interesadas en pertenecer.

No hubo respuesta por parte de la inglesa, por lo que Allison le recordó un mes después sobre la “organización”, abogando por que ambas compartían la misma “visión”.

En marzo, el Día Internacional de la Mujer, Allison Mack trató nuevamente de iniciar un conversación sin recibir una respuesta afirmativa.

Watson no fue la única “famosa” a la que actriz de Smallville intentó acercarse de esta forma. La cantante Kelly Clarkson también recibió algunos tuits invitándola a participar de NXIVM, sólo que lo hizo varios años antes, en 2013. “Me enteré que eras una gran fanática de Smallville. ¡Yo también son tu fan! Me encantaría que platicaramos alguna vez”, dice el tuit.

Allison Mack se declaró inocente de los cargos de tráfico sexual ante la corte, sin embargo, muchas mujeres la señalan como la principal reclutadora de la red liderada por Keith Raniere (quien fue arrestado en México en marzo pasado), por lo que la investigación continúa.

fuente The Daily Beast

temas