¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Activistas veganos son acusados de matar a 100 conejos en una operación de rescate

Una de las activistas se defiende diciendo que es información falsa y los conejos se encuentran a salvo lejos de ese agujero infernal.
(Foto: Alza la Pata)

Cuando un grupo de 50 jóvenes activistas irrumpieron una granja de conejos cerca de Osona, en Cataluña, España, se desató una escena de película, al estilo de Okja (2017), al obtener un giro dramático: murieron 100 conejos y una de las jóvenes animalistas resultó herida en medio de una persecución.

También te recomendamos: Los antivacunas están poniendo en peligro a los animales

Según narra el diario The Independent, todo comenzó este domingo. Los activistas entraron a la fuerza a la granja. Rescataron a 16 conejos, y entonces, a pesar de la presencia de la policía, se desencadenó un enorme caos violento que de acuerdo con los veterinarios del sitio, provocó -supuestamente- la muerte de los animales después de haberse llevado a cabo una persecución y un aparente tiroteo en el que la activista Mythical Mia (como se hace llamar en redes sociales) sufrió una lesión en el rostro.

“La policía vino y nos dijo que nos fuéramos pacíficamente, lo cual hicimos. Después de que nos fuimos, los granjeros nos persiguieron por la autopista a 200 km/h durante una hora”, contó la activista en una publicación en Instagram.  

Pero un informe citado por el diario La Vanguardia, asegura que la liberación de los 16 conejos, que en su mayoría se trataba de madres gestantes y lactantes, provocó la muerte de más de 90 crías. Además, detalla, se contabilizaron cinco conejas muertas a punto de parir y que incluso, varios fueron hallados con la columna vertebral rota y con abortos. Pero de acuerdo con la activista Mia, entrevistada por The Independent, se trata de información falsa.

Esta es información falsa sin evidencia que lo respalde. Estuvimos dentro de esa granja por menos de cinco minutos y solo tocamos a los conejos a quienes rescatamos, que están bien ahora, a pesar de estar muy enfermos cuando fueron rescatados debido a las sucias condiciones de vida de esa granja”, contó. 

Según ella, lo que hicieron fue rescatar a los conejos más pequeños a diferencia de lo que señala el reporte veterinario. Además, narró que durante su fugaz paso por la granja pudieron grabar algunas de las terribles condiciones en las que los conejos -ya muertos- se encontraban pudriéndose dentro del lugar. “Es claramente conveniente para ellos culparnos de un crimen que ya se cometió antes de que llegáramos. Esta industria ha engañado al público durante demasiado tiempo“, aseguró. 

Antes del asalto, la granja  Gurb contaba con 3 mil conejas: 700 de ellas se encontraban a punto de dar a luz, señala el informe.

Sin embargo, y pese al aparente fracaso de su misión, Mia mencionó que lo más importante del caso fue que los animales que lograron liberar se encuentran a salvo “lejos de ese agujero infernal”, expresó. Otro de sus compañeros contó que una de las conejas rescatadas se encontraba en estado de deshidratación, hambrienta, e incontrolable. “El tratamiento y la atención inmediatos asegurarán su supervivencia, así como su espíritu de lucha para vivir, especialmente ahora que es libre. Ella comenzó a mejorar rápidamente y está recibiendo todo el tratamiento necesario para recuperarse por completo”, dijo.