Los antivacunas están poniendo en peligro a los animales

Veterinarios de Reino Unido advierten que la comunidad antivacunas es un peligro para perros, gatos, conejos y otras mascotas.
(foto: animanaturalis)

Veterinarios de Reino Unido lanzaron un mensaje de alerta a causa de los antivacunas que ya no sólo se niegan a vacunar a sus hijos, sino también a sus mascotas, lo cual ha sido catalogado como una “bomba de tiempo” por los científicos.

“Millones de animales quedan desprotegidos y vulnerables a enfermedades potencialmente fatales como la gripe del gato, la enfermedad hemorrágica viral del conejo y el parvovirus, y tememos que el fenómeno antivacunas se esté propagando a los animales como una bomba en el tiempo para todas las mascotas”, explicó la organización benéfica PDSA Animal Wellbeing en un comunicado.

La organización advierte que en Gran Bretaña el porcentaje de mascotas vacunadas pasó del 84% en 2016 a 66% este año y que aproximadamente un tercio de las mascotas (32%) no reciben sus refuerzos regulares, lo que garantiza una protección a más largo plazo. Esto quiere decir que aproximadamente 7 millones de animales que viven con humanos son vulnerables a infecciones.

“Los veterinarios están profundamente preocupados por el avance de los sentimientos anti-vax en el cuidado de los animales. Nuestra encuesta de miembros encontró que el 98% de los veterinarios han sido cuestionados por los clientes sobre la necesidad de la vacunación. Siempre damos la bienvenida a las preguntas de los clientes, pero nos preocupa que estas conversaciones estén muy influenciadas por lo que los dueños de mascotas ven en línea de fuentes poco confiables. La vacunación es vital para proteger a las mascotas de enfermedades prevenibles y potencialmente fatales que pueden ser devastadoras para las familias”, explicó Daniella Dos Santos, vicepresidenta junior de la Asociación Veterinaria Británica.

Las encuestas realizadas por los veterinarios revelaron que las personas que se niegan a vacunar a sus mascotas piensan que es “demasiado caro” hacerlo (17%), que no lo necesitaba porque no se juntaba con otros animales, que era innecesario (16%) o que “su mascota encontró que ir al veterinario era muy estresante” (13%).