El pez está siendo analizado por un Instituto de investigación, donde consiguieron grabar en video por primera ocasión a este escurridizo animal.

El Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI, por sus siglas en inglés) informó hace unos días que habían conseguido filmar a un ejemplar del comúnmente conocido como Diablo Negro del Mar (Melanocetus Johnsonii) en su hábitat natural. Este hecho sin precedentes se llevó a cabo el 17 de noviembre, cuando personal del instituto logró grabar a una hembra espectacular, con su característica boca abierta, dientes afilados como agujas y una expresión imperturbable.

Para conseguir la grabación, el instituto utilizó un robot operado a control remoto que se sumergió en la bahía de Monterey, el cual han usando durante años para captar la vida marina en su forma natural, sin embargo, nunca habían logrado grabar a esta especie hasta ahora.

diablo-mar

Los investigadores tuvieron suerte de captar al Diablo Negro del Mar, debido a que su especie puede habitar el fondo del mar, llegando a vivir hasta a 3000 metros de profundidad. El ejemplar que retrataron en video fue observado a 600 metros de la superficie.

El video proporcionó nueva información sobre la especie, debido a que no se conocía que el pez utiliza su aleta dorsal para nadar. También confirmó que el Diablo Negro del Mar usa su antena luminosa, que se enciende gracias a bacterias bioluminiscentes, para atraer a sus presas, que acaban atrapadas en sus temibles mandíbulas repletas de dientes afilados. Las hembras pueden llegar a medir 20 centímetros, mientras que el macho es diez veces más pequeño y no puede sobrevivir por sí solo, por lo que se acopla a sus compañeras como un parásito. Por ello, los machos tienen que encontrar una hembra tan pronto como les sea posible.

“Una vez que encuentra a una hembra, el macho la muerde en sus tejidos y se fusionan. El macho ofrece esperma continuo a la hembra, mientras que ella le proporciona alimento”, dijo Bruce Robinson, uno de los investigadores de MBARI.

La hembra grabada fue capturada y llevada a las instalaciones del MBARI con vida, actualmente se encuentra en una pecera especial que simula su ambiente natural, los investigadores esperan que se asiente para poder estudiarla más a fondo.

¿Alguien más se acordó de Buscando a Nemo?

vía National Geographic

fuente MBARI (YouTube)

temas