EE. UU regresa ranas exótica a Brasil que fueron traficadas ilegalmente

El zoológico de San Pablo recibirá a los animales, que fueron trasladados ilegalmente por un comerciante de fauna exótica.
Adelphobates galactonotus

El Servicio de Pesca y Fauna de los Estados Unidos devolvió a Brasil 21 ranas de la especie Adelphobates galactonotus, también conocida como rana punta de flecha (o “sapos ponta-de-flecha” en portugués). Las ranas se trasladaron ilegalmente hacia los Estados Unidos en 2018 y fueron incautadas en el aeropuerto internacional de Miami.

Adelphobates galactonotus

Las ranas fueron puestas en cautiverio en Disney’s Animal Kingdom durante este tiempo en el que se investigaba su origen y procesaba su confiscación en virtud de la Ley Lacey de los Estados Unidos.

“Estoy muy orgulloso del papel que tuvo el Servicio en devolver a su hogar a esta especie de rana venenosa de morfo azul que es muy poco común y está protegida”, dijo Edward Grace, subdirector de la Oficina de Aplicación de la Ley. “Este viaje extraordinario se debe a la diligencia de nuestros inspectores de fauna y al trabajo conjunto entre nuestro agregado de Brasil y funcionarios del Departamento de Estado, el Departamento de Agricultura y el Servicio de Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Disney’s Animal Kingdom y nuestros pares en Brasil. Gracias a su trabajo, estas ranas fueron rescatadas del comercio ilegal de mascotas, Disney las cuidó y, luego, regresaron a su hogar en Brasil, donde pertenecen”.

Durante más de dos años, las ranas fueron cuidadas en Disney’s Animal Kingdom y, ahora, volverán a su hogar, a Brasil, donde el zoológico de San Pablo las recibirá y cuidará. Las autoridades esperan que después de una cuarentena de 60 días, el público pueda visitarlas y aprender más sobre esta especie única y colorida de la selva tropical.

La ley de Brasil establece que es ilegal retirar estas especies de su hábitat natural, venderlas comercialmente o incluso tenerlas en cautiverio sin permiso explícito de la autoridad ambiental de Brasil, IBAMA, el que suele otorgarse únicamente a instituciones científicas.

Además, estas especies están protegidas internacionalmente, ya que están incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). La travesía de estas ranas destaca la importancia de las asociaciones entre entidades privadas y públicas, y de la colaboración internacional para luchar contra el tráfico global de vida silvestre y para proteger y conservar especies en peligro de extinción.