Funciona de manera autónoma y tiene la capacidad de realizar enormes dibujos.

Un grupo de estudiantes provenientes de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich desarrolló, con el financiamiento de Disney Research, este simpático robot que adopta la forma de una tortuga y, de manera autónoma, se dedica a realizar enormes creaciones artísticas en la arena. La tierna máquina incluye un rastrillo que se ubica en la parte inferior de su cuerpo, y llantas especiales denominadas Balloon Wheels (llantas de globo) que le ayudan a andar en la arena.

Las creaciones del llamad BeachBot están pensadas para disfrutarse especialmente desde niveles altos –y de hecho está planeado para fungir como atracción turística en los hoteles de Disney– debido a la longitud de los dibujos, que pueden medir varios metros. El tamaño de cada obra se determina a través de una especie de sensores que se colocan delimitando el área que recorrerá el robot. Así, el usuario puede elegir un diseño y controlar a BeachBot con una aplicación móvil.

Checa el video a continuación si quieres conocer más de este pequeño autómata con caparazón:

vía TechCrunch

fuente BeachBot

temas