Con esto los científicos esperan corroborar las predicciones del modelo estándar.

El llamado modelo estándar de física de partículas sirve para describir cómo está formada la materia, lo que quiere decir que básicamente nos dice de qué está hecho el universo que conocemos. Hoy, los científicos a cargo del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) en el CERN, anunciaron el descubrimiento de una inusual desintegración de partículas.

Lo anterior se logró gracias al análisis de los datos obtenidos por el LHC entre 2011 y 2012. Las colisión de protones se realizó en el experimento conocido como Solenoide de Muones Compacto, que logró detectar la extraña desintegración de un mesón Bs en dos muones. Según explican los investigadores, este inusual proceso tiene una velocidad de cuatro veces por cada millón de colisiones.

La medición del mesón Bs es uno de los retos más complejos de la física, por lo que su desintegración en otras partículas (muones) podría ayudar a confirmar las predicciones del modelo estándar, e incluso, ofrecer datos que abran nuevos horizontes. Después de dos años de inactividad, el LHC ha vuelto a funcionar y se espera que en los próximos meses tengamos más noticias de sus hallazgos.

fuente Nature

temas