La Tierra gira tan fuerte que podría saltarse un segundo

La rotación de la Tierra es tan rápida actualmente que por primera vez en la historia podría influenciar el tiempo negativamente.
La Tierra cada vez gira más rápida. | Foto: Getty Images

No significa que debamos sujetarnos de nuestros asientos, pero el giro de la Tierra parece acelerarse cada vez más rápido. De hecho, 2020 fue el año en que el planeta giró más rápido que nunca. Tuvo los 28 días más cortos desde 1960, pero de seguir a este paso podríamos vernos en la necesidad de recortar un segundo entero al año.

Una rotación del eje de la Tierra equivale a 24 horas, u 86,400 segundos. Las variaciones en el tiempo de la rotación de la Tierra han permanecido casi intactos desde el desarrollo del cronometraje atómico en la década de 1960. La duración de un día puede tener variaciones en unos milisegundos (ms), o 0,001 segundos, lo normal incluso a pesar de estar influenciada por el movimiento del núcleo de la Tierra o factores como el clima, los océanos o la presión atmosférica.

Sin embargo, últimamente la Tierra ha girado tan rápido que podría llevarnos a saltarnos un segundo entero. Por primera vez en la historia ocurriría lo que se ha denominado como un “segundo intercalar negativo”.

El día más corto de 2020 fue el 19 de julio, de acuerdo con el sitio web de Time and Date. Tuvo una duración de 1,4602 milisegundos por debajo del equivalente a las 24 horas. El año 2020 batió hasta 28 veces el récord del 5 de julio de 2005 cuando la rotación de la Tierra fue de 1.0516 milisegundos por debajo de un día solar medio. Y en 2021 la historia del tiempo de 2020 podría repetirse.

 “(Un) día promedio en 2021 será 0,05 ms menos que 86.400 segundos”, de acuerdo con Time and Date.  Lo que significa que “los relojes atómicos habrán acumulado un retraso de unos 19 ms”, explican.

Desde 1972, los últimos 27 segundos intercalares han sido positivos. Es decir que se ha añadido un segundo a la hora universal coordinada (UTC), basada en la escala de tiempo atómico, para mantenerla sincronizada con el horario astronómico. Pero por primera vez los científicos sugieren que deberíamos reducir un segundo completo de un día.

Entre las causas que podrían haber ocasionado esta aceleración se encuentran el derretimiento de los polos, que podría estar afectando la distribución de la masa de la Tierra o los procesos geológicos en su interior. Pero independientemente de esto, advierten que la reducción de un segundo podría tener consecuencias negativas en las tecnologías, como indica Phys.org. 

Desde 2016 no se ha alterado el ciclo del tiempo, pero de ser el caso por primera vez en la historia nos estaríamos quitando un segundo de nuestras vidas para mantener a raya nuestros relojes atómicos con la hora universal.

Hasta el momento el Servicio Internacional de Sistemas de Referencia y Rotación de la Tierra, que es el que dicta estas decisiones, no ha fijado una postura.

***

Por ahora te recomendamos que no pierdas tu tiempo escuchando largos y tediosos audios de WhatsApp.