Científicos de la Universidad de Sussex han descubierto que los koalas tienen un par extra de cuerdas vocales que se encuentran fuera de la laringe. Estas se usan para producir su grito de apareamiento, y nunca antes se había encontrado en otro mamífero de la Tierra.

Los descubrimientos se dan en todos lados, así como les informamos que se descubrió un nuevo ligamento en la rodilla de los humanos, ahora se ha dado a conocer otra noticia similar en el reino animal.

Hasta ahora, se pensaba que los koalas contaban con una laringe única en la naturaleza, misma que les permitía hacer unos extraños sonidos, similares a eructos, que sólo los animales de gran tamaño como los elefantes son capaces de hacer. Estos gritos guturales son su llamada de apareamiento, misma que, sorpresivamente, es 20 veces menor en el tono de lo que debería ser, dado el pequeño tamaño de estas criaturas. Una nueva investigación ha encontrado el por qué de este peculiar fenómeno.

La capacidad de estos marsupiales para emitir este ruido ha desconcertado a los científicos durante años, ahora un grupo de investigadores creen haber descubierto el secreto de la llamada de apareamiento del koala: un órgano productor de sonido especializado, que nunca antes se había visto en ningún otro mamífero del planeta.

Asombrosamente, la característica principal de este órgano, y por lo que no s e había descubierto hasta ahora, es su ubicación, ya que esta colocado fuera de la laringe. El Doctor Benjamin Charlton, científico de la Universidad de Sussex, quien dirigió la investigación, dijo:

“Hemos descubierto que los koalas tienen un par extra de cuerdas vocales que se encuentran fuera de la laringe, justo donde las cavidades orales y nasales se conectan.”

Se demostró además que los koalas utilizan el órgano adicional para producir sus llamadas de apareamiento con un tono extremadamente bajo.El bramido del koala macho se produce como una serie continua de sonidos de inhalación y exhalación, parecidos al rebuzno de un burro. Al realizar sus inhalaciones, suenan como ronquidos, pero cuando exhalan el sonido es más una reminiscencia de eructos.

Esta investigación representa la primera evidencia en un mamífero terrestre con un órgano distinto a la laringe que se dedica a la producción de sonido. Los científicos planean mirar detenidamente a otros animales para averiguar si esta adaptación vocal es verdaderamente única para los koalas.

vía Daily Mail

fuente Current Biology

temas