Descubren que la ayahuasca puede ayudar a regenerar las neuronas

Una sustancia que no deja de sorprendernos.
(Getty Images)

Un estudio reciente elaborado por científicos de la Universidad Complutense de Madrid sugiere que la ayahuasca ayuda a regenerar las neuronas en el cerebro humano.

Según los investigadores la sustancia responsable de este efecto es la dimetiltriptamina (también conocida como DMT), la sustancia activa en la ayahuasca. Los científicos demostraron que no solo coadyuva a la neurogénesis, la formación de nuevas neuronas a partir de células madre, sino también a la formación de otro tipo de células: los astrocitos y los oligodendrocitos.

El experimento se realizó a lo largo de cuatro años en ratones de laboratorio. A algunos roedores se les administró una pequeña dosis de DMT, y al compararlos con los roedores normales descubrieron que los primeros mostraban una mayor capacidad cognitiva. Según los autores el éxito de estas primeras pruebas abrirán la puerta para que en el futuro la DMT sea administrada a humanos.

“Su capacidad para modular la plasticidad del cerebro sugiere que cuenta con un gran potencial terapéutico para un amplio rango de desórdenes neurológicos y psiquiátricos, incluyendo enfermedades neurodegenerativas” dijo José Ángel Morales, investigador de la Universidad Complutense de Madrid y del departamento de biología celular del CIBERNED.

Los científicos explicaron que durante sus experimentos, la DMT mostró resultados positivos para reactivar las células madre en la zona del hipocampo, células indispensables para el proceso de la neurogénesis, además de propiciar la generación de nuevas neuronas en la región continua.

A partir de los resultados los investigadores creen que la sustancia podría tener un posible uso en el tratamiento de ciertos desórdenes psiquiátricos. Además señalan que podría ser un tratamiento para enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson, padecimientos relacionados con la muerte de las neuronas.

Antes se ha dicho que la ayahuasca podría ser útil para el tratamiento de otros padecimientos como la depresión, y parece que todavía no descubrimos todas sus propiedades.