Científicos desarrollan tecnología para extraer oxígeno de las rocas de la Luna

La colonización espacial es real y estamos en a punto de verla ocurrir
(Foto: Nicolas Economou/NurPhoto/ Getty Images)

Las misiones a la Luna y la base lunar de la ciencia ficción están más cerca que nunca. Después del anuncio de la NASA de que existe agua en el satélite de la Tierra, la Agencia Espacial Europea anunció también que esté en desarrollo una tecnología para extraer oxígeno de las rocas lunares para poder poblarla.

El desarrollo de esta tecnología, en un prototipo conceptual, arrojó que se puede extraer hasta el 96% del oxígeno en las tierras metálicas de la Luna junto a un producto de aleación de otro metal compuesto, con lo que se plantea su investigación para el uso dentro de las misiones espaciales.

Según la Agencia Espacial Europea, el objetivo de este proyecto es poder generar productos y herramientas en la Luna con materiales que se encuentran sobre su superficie sin tener que depender de lo que la Tierra pueda proveer.

(Foto: NASA)

Aunque este desarrollo será para misiones espaciales, ya demostró su eficacia en la producción terrestre bajo el nombre de Metalysis. Si bien puede funcionar en el contexto terrestre, el reto de estos científicos es encontrar una forma de garantizar que pueda funcionar en la Luna con la tecnología que se puede llevar con las capacidades actuales de la ingeniería aeroespacial.

Metalysis busca ser el eje con el que se desarrollen las nuevas bases habitables en la Luna y que, después, se plantean instalar en Marte u otros objetivos de exploración espacial. Con esto, las misiones no tendrán que ser cortas, sino que pueden extender su duración al reducir la necesidad de proveer de oxígeno en su totalidad.

(NASA / ESA / ATG Medialab)

Asimismo, se espera que estas tierras de metales lunares tengan mayor utilidad para crear otras herramientas e investigar la composición de la Luna y su capacidad para albergar colonias humanas instaladas a través de los recursos que se hallen aquí.

Dentro de esta misma línea de investigación, se está investigando ya la posibilidad de que la quitina, un polímero orgánico que se encuentra en la superficie de Marte, sea utilizada para construir las primeras colonias marcianas que ya están en proceso de planificación.