Capturan sorprendentes imágenes de un anguila escapando del estómago de una garza

Lo más extraño que verás hoy.
(Sam Davis)

A veces la naturaleza nos asombra con escenarios tan insólitos que parecen sacados de otro mundo, como esta garza que trae colgando de su estómago una anguila como la fresca mañana. Fue en 2011 en la costa de Delaware cuando el fotógrafo Sam Davis capturó estas asombrosas imágenes, aunque al principio creyó que se trataba de otra cosa.

Al ver a los animales engarzados uno con otro el fotógrafo pensó que la anguila se había quedado prendida del ave cuando ésta se sumergió en el agua en busca de una presa. Sin embargo al revelar las fotos se llevó una sorpresa: el anguila había destrozado el estómago de la garza y buscaba escapar de su prisión.

Toda la escena le pareció fascinante al fotógrafo, por lo que hizo todo lo que pudo para seguir la trayectoria de este par. Al principio la garza siguió con su vuelo con la anguila saliendo de su cuerpo, pero al final pisó tierra mientras algunos animales también observaban a la pareja. El ave actuaba como si nada, dijo Davis. “La garza no actuaba muy diferente, estaba en el agua y paseándose” comentó.

Desafortunadamente el fotógrafo no pudo atestiguar el desenlace de la historia. Lo más probable es que el anguila, si logró escapar, haya muerto, incluso si cayera en el agua, pues no cualquier ambiente acuático tiene la salinidad que requieren las anguilas para sobrevivir.

Por su parte el ave la tendría más fácil. Lo único que bastó fue que la herida le cicatrizara bien, explicó John Pogonski, ictiólogo de la Colección Nacional de Peces de Australia en la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO).

Las anguilas suelen usar esta artimaña para escapar del estómago de sus depredadores, pero rara vez tienen éxito. La razón es que aunque logren atravesar el estómago del depredador, puede que la piel sea más dura de lo que pueden llegar a romper, por lo que terminan momificadas en las cavidades internas del otro animal.