Un estudio del clima determina que el futuro no es nada halagador para el clima de nuestro planeta.

Un nuevo estudio sobre el cambio climático realizado por científicos de la Universidad de Washington plantea que, de acuerdo con las tendencias que se han presentado en los últimos 50 años, existe 90 por ciento de probabilidades de que a finales de este siglo la temperatura media del planeta aumente entre 2 y 4.9 grados centígrados. Es decir, aumentará en promedio 3.2 grados en los años finales del siglo XXI. Algo terrible para la vida en la Tierra.

Este pronóstico supera al realizado por los académicos adscritos al Acuerdo de París, y sería una noticia espantosa para la población de todo el mundo.

“Los daños por meteorología, sequías, temperaturas extremas y el aumento del nivel del mar serán mucho más severos si se permite que las temperaturas aumenten más de dos grados. Nuestros resultados muestran que es necesario hacer un drástico cambio de curso si se quieren conseguir los objetivos de solo aumentar la temperatura en 1.5 grados (el objetivo ideal del Acuerdo de París)”,indicó Dargan Frierson, uno de los autores del estudio.

Las investigadores de la Universidad de Washington sostienen que, si no se siguen al pie de la letra el Acuerdo de París (boicoteado por Donald Trump), es imposible que se llegue a un aumento de temperatura de tan solo 1.5 grados, e incluso si se sigue al pie de la letra será difícil evitar problemas ecológicos a largo plazo.

Su predicción se realizó con simulaciones usando potentes computadoras, que analizaban los datos sobre el clima del planeta en las 5 décadas previas, así como el desarrollo industrial de diferentes países, el crecimiento de la población y la cantidad de dióxido de carbono emitido y realizando con esos datos un análisis prospectivo, pensando que no se modificarán las condiciones actuales.

El Acuerdo de París se firmó en el 2015 y 195 países lo firmaron, incluso un año más tarde, en 2016, China y Estados Unidos entregaron a la ONU sus planes para reducir las emisiones de carbono, ratificando su compromiso con el acuerdo. Pero hace unos meses, Trump decidió sacar a Estados Unidos del compromiso.

fuente Nature

temas