En 136 años las temperaturas nunca se habían elevado tanto como lo hicieron en diciembre de 2015. 

Tal y como se había predicho desde hace varios meses, el pasado 2015 fue el más caluroso de la Tierra desde que dieron inicio los registros climáticos modernos hace 136 años. Así lo confirma el reporte anual que fue publicado en conjunto por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el comunicado, la temperatura de la superficie terrestre y oceánica de la Tierra se colocó en 2015 0.90 ºC por encima de la media registrada durante el siglo XX, el año pasado superó el récord anterior de 2014, por 0.13 ºC.

Estos resultados sin duda son de preocuparse, pues según la NASA y la NOAA, este es el segundo año consecutivo en el que todos los récords de calor desde 1880 son batidos. Los científicos Thomas R. Karl y Gavin Schmidt de la NOAA y la NASA respectivamente, advierten que a pesar de que en otras ocasiones se han registrado récords consecutivos, si 2016 alcanza un nuevo récord de temperaturas, habremos entonces batido una marca sin precedentes y adelantan que es algo que podría pasar.

Según los registros, diez meses del año pasado lograron superar los récords de temperatura en relación con el año anterior y al igual que años anteriores, en 2015 el océano continuó calentándose como nunca, aumentando su temperatura en 0,74 ºC por encima del promedio del siglo pasado y superando otras marcas récord como la del 2014, la de 2003 y la de 1988. Por la parte de la temperatura de la superficie terrestre, hubo también un incremento de 1,33 ºC por encima de la media del siglo XX, superando los récords de 2007 y 2010.

A pesar de que este problema nos concierne a todos, las zonas más afectadas por el incremento de las temperaturas fueron América Central, parte del norte de Sudamérica, algunas regiones del norte, sur y este europeos, el oeste de Asia, Siberia y algunas zonas de África. Parte del noroeste y centro del Pacífico ecuatorial, el oeste del Atlántico Norte, el Océano Índico y el Océano Ártico también se han visto afectados.

El video que pueden ver a continuación es una representación de cómo han incrementado las temperaturas desde que comenzaron los registros en 1880, con ello es posible darnos cuenta de cuán preocupante es el cambio durante nuestros tiempos.

fuente NASA

temas