Ranking: todas las sagas de Dragon Ball de peor a mejor

En este ranking vamos por fin a decidir cuáles de las sagas de Dragon Ball son las mejores de toda su historia
Fuente: Toei Animation

Dragon Ball es tan grande que tiene más edad que prácticamente todos sus fans. Sin embargo, dentro de toda su extensa historia, hay partes mejores y otras no tan buenas y hoy vamos a hacer un ranking de sus sagas, de la peor a la mejor.

Fuente: Toei Animation

Saga de Garlic Jr (Dragon Ball Z)

Justo después del arco de Freezer y antes del de los Androides, los Guerreros Z se tienen que enfrentar a Garlic Jr, que quiere recobrar el control sobre la Tierra y vengarse del Kami Sama. Por supuesto, esta saga podría no existir simplemente y nadie se quejaría.

Fuente: Toei Animation

Saga de Majin Boo (Dragon Ball Z)

El final de Dragon Ball Z se sintió tan largo y pesado como seguramente lo era ya para ese entonces para Akira Toriyama. Aunque tiene lapsos y momentos sublimes, queda lejos del estándar de calidad al que nos acostumbró su creador como guionista y dibujante. Por supuesto, hay pocas cosas dentro de su trabajo que sean prescindibles y la saga de Majin Boo no lo es. Sin embargo, su desarrollo se encontró con tantos tropiezos que es inevitable verla con ojos escépticos, al menos.

Fuente: Toei Animation

Saga de los Saiyajines (Dragon Ball Z)

La llegada de Raditz y después de Nappa y Vegeta a la Tierra cambió por completo el panorama de Dragon Ball. La historia de Goku pasó de ser simplemente un infante alienígena creciendo en un planeta extraño… a ser la de un conflicto intergaláctico con seres cada vez más poderosos.

Sin duda, podemos decir que esta saga fue una de las responsables de que la serie de Toriyama explotara tanto en su formato impreso como en el anime cuando llegó el momento.

Fuente: Toei Animation

Saga de Freezer (Dragon Ball Z)

Inmediatamente después de la saga de los saiyajines, Freezer llegó para hacer esto aún más grande e interesante. Akira Toriyama se vio en la necesidad de crear todo un compendio de planetas y seres vivientes en cada uno de ellos. Su lore pasó a ser parte central de la historia y poco a poco también entendimos la evolución de Goku.

Sin mencionar que es el origen del Super Saiyajin, otro game changer en Dragon Ball.

Fuente: Toei Animation

Saga de la Patrulla Roja (Dragon Ball)

Antes de dar el salto a una serie shonen mucho más prototípica, Akira Toriyama seguía narrando las aventuras de Goku con mucha comicidad y con un genio difícil de igualar en sus páginas, con trazos duros y rudos, que solamente resaltaban más el diseño de Kakaroto, un pequeño alienígena rechoncho e inocente, ignorante de todo lo que los huamanos conocen como bien o mal.

Aquí, durante esta saga, Goku descubre poco a poco su relación con los que le rodean, más allá de su abuelito y es, también, cuando decide separarse de su recuerdo para dejarlo libre y vivir su propia vida como Son Goku.

Fuente: Toei Animation

Saga de Cell (Dragon Ball Z)

Es posible que esta sea también de las mejores sagas de cualquier shonen. Es también el momento en que Goku se asume más débil que alguno de sus aliados (sin contar, por supuesto, a los dioses de la destrucción y/o ángeles) y fue ni más ni menos que de su hijo.

Gohan toma un protagonismo importante y enfrenta aquello que su padre no podría hacer. La serie parecía, en ese entonces, que tendría un relevo en Son Gohan, y aunque no sucedió, en el momento fue emocionante y esperanzador.

Fuente: Toei Animation

Saga del Torneo de Poder (Dragon Ball Super)

El regreso de Akira Toriyama fue en grande y se notó. Después de la Saga de Majin Boo y, por supuesto, de Dragon Ball GT, retomar la esencia de su propia obra era importante y lo logró. Goku regresó olvidando mucho de la moral humana que le cargaron los últimos tramos de DBZ y, por supuesto, de aquello que hizo todo conflictivo en DBGT.

Si bien a muchos de los fans les resultó extraño, poco a poco mostró que esa esencia es, también, lo que hizo a Dragon Ball resaltar en primer lugar.

Fuente: Toei Animation

Saga del Rey Piccolo (Dragon Ball)

La primera gran batalla de Goku contra un enemigo que amenazaba más que solo a él mismo. Esta es también la primera vez que vemos morir a Krillin (por un personaje muy mal dibujado, no dejaré de repetirlo) y la primera vez que Goku experimenta emociones tan extremas como el enojo, que sabemos es una parte importante de los guerreros saiyajin.

Esta saga mostró también la increíble forma en que Akira Toriyama dominaba su mundo bajo sus propias reglas, antes de que sus editores comenzaran a tomar tanto peso sobre su trabajo.

Fuente: Toei Animation

Saga de los Androides (Dragon Ball Z)

Sin duda Dragon Ball Z se transformó en esta saga. Fue el momento del perfecto equilibrio entre aquello que Shueisha quería del él como mangaka y de lo que él mismo quería como autor. La conjunción entre estas dos aristas, también vino de la mano de muchos problemas con sus editores, pues los constantes rechazos también hicieron que los androides fueran cambiando y, eventualmente, esto derivara en la saga de Cell.

Aunque en sí no vemos en su totalidad las ideas más fieles de Akira Toriyama, sí vemos cómo logró zafarse del control que le metían con decisiones muy inteligentes en la forma de contar la historia de los androides y su origen, aunque se metió en muchos problemas con los viajes en el tiempo.

Fuente: Toei Animation

Saga de las Esferas del Dragón (Dragon Ball)

El inicio de esta historia es también el más grandioso que hay en toda su existencia. La forma en que Akira Toriyama concibió esta historia fue un cambio en la industria gigantesco no solo por el éxito que tuvo tanto doméstica como internacionalmente, sino por aquello que podía hacer a través de la comedia.

Dragon Ball en sus orígenes está mucho más cerca de Dr. Slump que de One Piece y esta saga es la perfecta muestra. Hay tantas cosas que pueden no tener sentido pero existen bajo su propia lógica y se soportan gracias a la maravillosa forma que tuvo para hacer que Goku le diera sentido a todo el sinsentido humano. Su ignorancia y su falta de conocimiento de aquello que los demás entendían por “sentido común” lo hicieron un personaje perfecto para explorar todos los defectos de sus demás personajes, que son imperfectos; ni buenos ni malos, solo humanos.

Fuente: Toei Animation

***

Ya te dijimos cuáles son las mejores, pero te resumimos todas las sagas de Dragon Ball por si las quieres recordar

ANUNCIO