Dragon Ball: ¿Cuáles son las reglas para usar la Nube Voladora?

Más rápida que un taxi y sin necesidad de descargarte una app.
Uno de los elementos más icónicos de Dragon Ball es esta Nube | Imagen: Toei Animation

De entre todos los artefactos que hemos visto ser utilizados por los personajes de Dragon Ball, la Nube Voladora es uno de los más interesantes, pues, más allá de haber sido de vital importancia durante la primera parte de la obra de Akira Toriyama, se convirtió en la ilusión de muchos de los pequeños (y estaría bien admitir que también de algunos adultos) que miraron el anime o leyeron el manga.

Como cada aspecto dentro de Dragon Ball, el de la Nube Voladora también fue muy cuidado por su autor, quien estipuló una serie de reglas para que sus personajes se pudieran montar en ella y surcar así los cielos.

La posesión más preciada de los hombres puros de corazón

La primera vez que vimos a esta masa mágica de vapor de agua fue durante los capítulos iniciales de Dragon Ball, cuando Goku salvó a Tortuga del Maestro Roshi, el que, como forma de agradecimiento le obsequió al pequeño saiyajin la Nube Kinton (como fue llamada originalmente dentro de la obra). Esta palabra, “Kinton”, es la deformación japonesa de las palabras chinas jindou yun, la cuales designaban la habilidad de volar por los cielos de Sun Wukong, el protagonista de la novela Viaje al Oeste (la mayor influencia de Toriyama).

Más rápida que cualquier avión | Imagen: Shueisha

Esta pequeña Nube es de color amarillo y permite a sus usuarios recorrer largas y altas distancias por el aire a una gran velocidad. Se encuentra en los alrededores del templo del Maestro Karin y, de acuerdo con las palabras del Maestro Roshi dichas a Goku, la única regla para poder subirse a ella exige que sus usuarios sean personas de corazón puro. Por supuesto que para el hijo de Bardock no iba a ser un problema subirse en ella.

La Nube muy pronto dejó de ser utilizada por Goku, quien había aumentado su Ki de tal manera que desarrolló la habilidad de volar. Pero la Nube no desapareció, sino que fue heredada al hijo de este saiyajin: Gohan, quien a su vez la compartió con Goten, su pequeño hermano. El último usuario conocido de la Nube Voladora es Oob, la reencarnación del Boo maligno, a quien Goku le ofreció la Nube Kinton, ya que el humano no tenía idea de cómo volar.

El último usuario conocido de la Nube es Oob | Imagen: Shueisha

Cualquier ser de corazón puro puede usar la Nube, razón por la que hasta personajes como Arale pudieron subir a ella. Otros personajes, como Krilin, Roshi o Bulma, los cuales para nada podríamos considerar villanos, no lograron permanecer arriba de la Nube debido a los malos pensamientos que albergaban dentro de su alma.

Y tú, ¿crees que te podrías subir a la Nube Voladora?

***

No te pierdas el mejor contenido de Código Espagueti en YouTube.

ANUNCIO