Toyota creará coches voladores para las olimpiadas de 2020

Su nombre es Skydrive y podrá alcanzar los 100 km/h.

Los coches voladores están tomando por asalto a la tecnología. A pesar de que a gente como Elon Musk no le interesen, al parecer la industria automovilística sí ha pensado seriamente en construir automóviles aéreos. Es el caso de Toyota, que está trabajando en una especie de coche volador teledirigido (que es más como un drone) con capacidad para elevarse hasta 10 metros por encima del suelo y alcanzar velocidades de hasta 100 km/h.

Toyota ha bautizado a su bebé volador como Skydrive y lo está fabricando en conjunto con Cartivator, una startup que trabaja con el experto en elaboración de drones Masafumi Miwa de la universidad de Tokushima.  El plan de Toyota es empeza a comercializar el vehículo luego de que Skydrive prenda la llama olímpica en Tokio 2020.

Skydrive medirá 2.9 metros y será el coche volador más pequeño del mundo. Pero lo realmente interesante es que de acuerdo con Cartivator, el coche volador podrá despegar desde cualquier parte de la vía pública, lo cual es una diferencia sustancial frente a otros potenciales fabricantes de coches voladores como Uber, que consideran importante crear zonas de despegue y aterrizaje dentro de la ciudad.

Hasta el momento Toyota ha aportado 353 mil dólares y la experiencia de sus ingenieros mecánicos, pero la semana pasada anunció que espera invertir cerca de 9.3 millones de dólares en los coches voladores, pues Takeshi Ichiyamada –presidente de Toyota– aseguró en entrevista para Nikkei Asian Review que si se esperan a que la tecnología esté lista para invertir, las cosas no avanzarán a buen ritmo.

Desafortunadamente creo que este es un vehículo más no tripulado, y en realidad para que un coche (con forma de coche y con la comodidad que un auto ofrece) pueda volar, falta algo de tiempo todavía. Así que tal vez tendremos un Skydrive para las Olimpiadas de 2020, pero difícilmente verás un DeLorean en la ventana del octavo piso de tu edificio.

vía Engadget

fuente Nikkei Asian Review

temas