Se trata de un modelo que podría llegar muy pronto al mercado con todo el poder del futuro.

Si algo tiene el Consumer Electronics Show, es su posibilidad de jugar con el futuro, sobre todo cuando se trata de coches eléctricos. Por ejemplo, este 2018 Toyota presentó el ePalette, una mezcla de coche autónomo con tienda al menudeo, que además promete llegar en 2020. Ahora Byton, un nuevo fabricante de coches eléctricos con sede en China, presentó su propio SUV y la compañía prometió que estaría listo para venderse en el mercado en menos de dos años.

Aunque hemos visto su aspecto interior y exterior, lo cierto es que Byton ha dado pocos detealles en cuanto a las especificaciones técnicas del modelo, pero destacan su sistema de propulsión eléctrica y autónoma que alcanzaría los 400 km, la capacidad de su batería para recargarse en 30 minutos y su posibilidad de recuperar 240 kilómetros de autonomía en 20 minutos.

Pero este no sería un automóvil del futuro si no pretendiera contar con cuatro niveles de autonomía, cámaras de video en cada esquina en lugar de retrovisores exteriores y una pantalla multimedia de 40 pulgadas que ocupa todo el ancho del salpicadero y que permitirá ver, entre otras cosas, los ajustes del coche, la navegación y todos los menús del sistema. Además, Byton ha añadido otro enorme display táctil en el centro del volante.

En cuanto a la inteligencia artificial, el SUV de Byton integrará una versión de Alexa para el control de voz de los diferentes sistemas del auto, incluyendo la capacidad de monitorizar el ritmo cardíaco o la presión arterial de los ocupantes del vehículo y hacer recomendaciones al respecto.

Al final, se trata de un coche que va por todo y cuyo lanzamiento comenzaría en los 300,000 yenes (45,000 dólares aproximadamente) para el modelo más económico y estaría disponible a finales de 2019 en China, para saltar al mercado internacional un año después, en el 2020.

 

fuente Byton

temas