Venden memorias anti5G para protegerse del coronavirus en Reino Unido

Desde luego se trata de algo falso y no hay ningún campo de fuerza para la 5G porque no es necesario.
(Foto: 5BioShield)

Un nuevo capítulo se escribe en la historia de la teoría conspiracionista sobre el 5G y el coronavirus en Reino Unido. Ahora, según BBC News, estafadores están tratando de vender una memoria USB en 350 dólares con sólo 128 MB de almacenamiento que promete protegerte de los peligros de la nueva red.

También te recomendamos: La ciencia confirma que la red 5G no está vinculada al coronavirus

El 5BioShield utiliza “tecnología de catalizador holográfico cuántico” para proteger una casa de familia contra la red 5G. Por supuesto se trata de una USB que es falsa y no te protege para nada. Sin embargo, los conspiracionistas no han parado de promocionarla.

Para colmo, la memoria supuestamente especial ha sido recomendada por un miembro del Comité Asesor 5G del Ayuntamiento de Glastonbury. La ciudad, conocida mundialmente como la sede del Festival anual de Glastonbury, ha pedido una investigación sobre la red 5G por temor a la seguridad. Esos temores también han llevado a teorías de conspiración que vinculan la red 5G con el coronavirus en los últimos meses, y algunas personas incluso han quemado torres 5G por temor al COVID-19.

Un miembro externo del Comité Asesor 5G de Glastonbury, Tony Hall, recomendó este dispositivo en un informe reciente del Consejo de Glastonbury ( PDF ). Afirmó “usamos este dispositivo y lo encontramos útil”. En el mismo informe, Hall también afirma que “bandadas de pájaros [caen] del cielo muertos cuando se enciende 5G”, y que “las personas sufren hemorragias nasales y aumentan las tasas de suicidio”. El mismo informe incluye referencias que vinculan falsamente la propagación del nuevo coronavirus y 5G.

Una empresa de seguridad pidió una 5BioShield para analizarla e investigar la tecnología de catalizador holográfico cuántico Después de abrir el dispositivo, los investigadores encontraron una memoria USB de 128 MB común y corriente hecha en China, que sólo tenía una calcomanía adicional.

Hasta el momento no existe evidencia científica que sugiera que la red 5G sea dañina para el ambiente o para las personas y que, sobre todo, cause COVID-19.