La nueva granja de Tesla Powerpacks busca solucionar los problemas de energía que tienen en Australia Meridional.

Si alguien en este mundo ha demostrado que está dispuesto a cumplir su palabra es Elon Musk, el hombre que quiere llevarnos a Marte, terminar con el tránsito en las grandes ciudades, acortar las distancias entre los países, evitar que las máquinas dominen el mundo, y al mismo tiempo hacer del sistema de paquetería mundial un servicio autónomo.

Ahora, en el récord de promesas cumplidas por Musk se suma la construcción de la mayor batería de iones de litio del mundo, en un esfuerzo por ayudar a las personas que viven en Australia Meridional con la escasez de fuentes de energía que enfrentan.

En marzo pasado, Musk prometió en su cuenta de Twitter que a partir de ese momento –desde la firma de contrato– abastecería a Australia de energía en un plazo no mayor a 100 días y, si no lo conseguía, la batería sería “gratis”. El CEO de Tesla cumplió su promesa en dos meses, muy por debajo de la fecha límite.

Un campo de Tesla Powerpacks de 100MW cada una ha sido instalado y conectado en el parque eólico Hornsdale, al norte de Adelaide. Actualmente se están realizando pruebas con la batería –para que cumplan con las normatividades australianas– y se tiene previsto que comiencen a funcionar el 1 de diciembre.

“La batería de iones de litio más grande del mundo será una parte importante de nuestra mezcla de energía y envía un claro mensaje: South Australia será líder en energía renovable”, dijo el primer ministro de Australia Meridional, Jay Weatherill.

Esta nueva “granja de baterías”, que costó 50 millones de dólares, almacena la energía proveniente de fuentes renovables como la eólica y la solar, y la canaliza a la red eléctrica cuando el uso de esta es elevado, situación que en esta zona del planeta ocurre frecuentemente. Por ejemplo, en septiembre todo Australia Meridional sufrió un apagón debido a que la isla no cuenta con suficientes fuentes de energía renovable, lo que originó un debate gubernamental y al final Musk planteó una solución.

Sin duda un gran paso en el futuro de las energías renovables.

fuente Gobierno de Australia Meridional

temas