Foto: Ryan Li

La compañía finlandesa pasará por una reestructuración interna y se enfocará más en el área del gaming

Parece que Rovio, el estudio finlandés detrás de Angry Birds, todavía encuentra enfrentando problemas financieros. Hoy la compañía anunció a través de un comunicado que disminuirá su plantilla en un 37%, lo que significa que despedirán a unos 260 empleados, como parte de una reestructuración interna.

Las medidas afectarán a la organización completa, con la excepción de aquellos que se encuentran trabajando en la película de Angry Birds en Estados Unidos y Canadá. Así, Rovio se enfocará más en el área del gaming y en la venta de productos.

De acuerdo con el CEO de la compañía, Pekka Rantala, esta medida es necesaria para asegurar el éxito del estudio en sus ambiciones de liderar el mercado del entretenimiento para móviles a nivel global, por lo que fue la mejor opción para contrarrestar las malas perspectivas de ingresos para el año fiscal en curso.

Que Rovio esté enfrentando problemas es difícil de creer después del éxito que Angry Birds 2 ha tenido tras su lanzamiento el mes pasado, con un millón de descargas el día de su lanzamiento y unos 50 millones hasta este día. El juego se colocó en los primeros lugares de las listas de popularidad.

vía The Verge

fuente Rovio

temas