El medicamento ha tenido éxito en ratas contaminadas con radiación.

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Texas desarrollaron un nuevo fármaco, denominado “TP508”, que ofrecería protección contra los efectos de la radiación nuclear.

De acuerdo con los desarrolladores del TP508, hasta ahora ha demostrado ser eficaz al ser administrado 24 horas después de una exposición potencialmente letal a la radiación. Las pruebas, realizadas en ratas de laboratorio, indican que hace falta una inyección de la fórmula para aumentar significativamente la supervivencia después de estar expuesto a radiación.

El TP508 demostró que puede retrasar la mortalidad al contrarrestar el daño que la radiación genera en el sistema gastrointestinal. Este tipo de daño, uno de los principales al estar expuesto a radiación,  disminuye la capacidad del cuerpo para absorber el agua y provoca desequilibrios en los lectrolitos, infección bacteriana, derrame intestinal, sepsis y finalmente, la muerte. El fármaco demostró su utilidad en la reparación de tejidos, estimulando el flujo sanguíneo, reduciendo la inflamación y la muerte celular.

En las primeras pruebas con humanos, el medicamento permitió mejorar la curación de las úlceras del pie diabético y fracturas de muñeca sin efectos adversos relacionados. Los investigadores señalan que el TP508 podría ayudar en una emergencia nuclear, permitiendo aumentar la supervivencia y demorar la muerte de las personas afectadas por la radiación.

fuente Nature

temas