La NASA también se ha subido a la ola mundialista y se dió a la tarea de investigar qué tan aerodinámico es el Brazuca, el balón oficial de la Copa del Mundo de Brasil 2014, comparándolo con el Jabulani que no dejó nada contentos a los jugadores en Sudáfrica 2010.

Para evitar la amarga experiencia de hace 4 años, se hicieron algunos cambios en el diseño del esférico. Por ejemplo, un balón de fútbol tradicional tiene 32 paneles, el Jabulani tenía ocho paneles y el Brazuca tiene solo solo seis y su forma aumenta la longitud de la costura, en comparación con los anteriores balones mundialistas.

Además, las costuras son más profundas y los paneles están cubiertos con pequeñas protuberancias, lo cual contribuye a su aerodinámica. Para realizar la prueba, la agencia espacial sometió el balón al túnel de viento, y utilizaron humo verde para observar el comportamiento de la pelota.

bruzucaNASA

Los resultados señalan que la superficie del Brazuca y las modificaciones son responsables de un mejor desempeño, por ejemplo, las protuberancias en la superficie del balón crean una presión ligeramente menor detrás de esférico, incrementando la distancia que puede recorrer.

Según el doctor Rabi Mehta, jefe del departamento de Aerofísica Experimental en el Centro de Investigación Ames de la NASA: “los jugadores deben estar más felices con el nuevo balón, ya que es más estable durante el vuelo”. A diferencia del Jabulani, que producía su efecto sobrenatural justo en el rango de velocidad media de patada de un futbolista, entre 80 y 90 km/h , el Brazuca lo hace a los 48 km/h.

Entonces por lo menos en este torneo, los jugadores ya no pueden culpar al balón por los malos pases o tiros a gol.

fuente NASA

temas