NASA logra descifrar el misterio de la Nebulosa Azul 16 años después

Transcurrió más de una década para que los investigadores de la NASA pudieran identificar la composición de la Nebulosa Azul

La NASA logró descifrar el misterio de la Nebulosa Azul después de 16 años de intensas investigaciones tras su descubrimiento. Así lo informó el Instituto de Tecnología de California luego que los astrónomos pudieran identificar cuál es su estructura y cómo se formó.

En 2004 cuando los investigadores del Explorador de Evolución de la Galaxia (GALEX) de la NASA detectaron un objeto con características diferentes a otros conocidos. Los científicos pudieron percatarse que se trataba de una gota de gas con una estrella a la que llamaron Nebulosa Azul.

Foto: Caltech

Durante los siguientes 16 años, el equipo del GALEX estudió la nebulosa con la ayuda de telescopios terrestres y espaciales. Los astrónomos lograron recopilar una gran cantidad de datos aplicados en diversos modelos teóricos para luego publicar los resultados en un estudio para Nature.

A lo largo de los últimos años, los científicos identificaron cada uno de los componentes, y al círculo azul alrededor de la estrella lo llamaron TYC 2597-735-1. Posteriormente, llegaron a la conclusión de que en realidad se trata de dos estrellas de diferentes tamaños en un proceso de fusión.

Respecto al brillo azul, el equipo explica que se produjo como consecuencia de dos nubes en forma de cono de escombros débiles. La luminosidad del anillo se intensificó con el paso del tiempo, gracias a las moléculas de hidrógeno que se activaron con las colisiones y generaron el brillo ultravioleta.

La NASA señala que las fusiones estelares son comunes en el universo, y pueden ocurrir con una frecuencia de 10 años. Sin embargo, estos fenómenos suelen generar grandes cantidades de polvo que oscurecen por completo las colisiones y se vuelven casi imposibles de detectar. 

ANUNCIO