Tanto el famoso proyecto de crowdfunding para preparar una ensalada de papa como la subasta del Gaystation terminaron este fin de semana.

Las campañas de recaudación de fondos, ya sea a través de subasta o por medio de campañas de fondeo, llegan a pecar de solemnes. Aun así, de repente se dan a conocer algunos proyectos que destacan por su propuesta fresca, ya sea por el extraño producto que ofrecen al público o por el inverosímil plan que pretenden les ayuden a lograr. Hace un par de semanas dos extraños proyectos se ganaron la atención justamente por esas razones: el Gaystation y una simple ensalada de papa.

Gaystation

Gaystation

La curiosa PlayStation4 personalizada con motivos que aluden a la comunidad LGBT, conocida como la Gaystation, fue comprada por un usuario anónimo que, paradójicamente, usa como apelativo el nombre de uno de los personajes de Nintendo: Pumpkaboo, un Pokémon de tipo fantasma/planta.

Pumpkaboo tuvo que ofrecer 28,300 coronas suecas (aproximadamente 4,119 dólares) para ganar la subasta pública y convertirse en el orgulloso propietario de una consola con un estampado con los colores del arco iris y un corazón pixelado. La tienda sueca Webhallen, los impulsores de la venta de la Gaystation, ya había anunciado con anterioridad que todo el dinero recaudado por la venta de la consola se donaría a la asociación RFSL, dedicada a ayudar a personas de la comunidad LGBT que tienen que migrar de su país por motivos relacionados con la discriminación.

Ensalada de papas

Ensalada-papa

Por su parte, el extraño proyecto de Zack Brown, un publicista que subió a Kickstarter una petición de fondos por 10 dólares para preparar por primera vez en su vida una ensalada de papa, se acaba de cerrar consiguiendo 55,492 dólares.

Cuando Brown vio el impacto que su idea había tenido, declaró que la preparación de la ensalada se realizaría en un salón que rentó, donde sería el acto especial de un evento al que llamó PotatoStock. Todos los donadores de más de 10 dólares estarán invitados a la comida, donde tocarán varios grupos de música y él repartirá las recompensas que prometió a los donadores, destinando para este fin 25,000 dólares de lo recaudado. El resto del dinero, así como lo conseguido por vender los derechos de transmisión del festival de música, serán donados a diferentes asociaciones de caridad.

Como pueden ver, a pesar de que ambos proyectos tienen tintes graciosos –como el aspecto estrafalario y el nombre humorístico de la Gaystation o la absurda idea de buscar financiamiento para preparar una ensalada de papa– han terminado por tener fines benéficos más allá de ser unas simples bromas.

vía Tradera

fuente Kickstarter

temas