Un entusiasta de los tubérculos de 31 años, inició un proyecto en Kickstarter a manera de broma: buscar que extraños le financiaran la preparación de una ensalada de papa. Los vaivenes del Internet han conseguido que su chiste se convierta en un fenómeno viral que ya le reporta miles de dólares en ganancia al bromista emprendedor.

Zack Brown, un creativo de una agencia de publicidad, se encontraba hablando sobre cuestiones gastronómicas con un amigo cuando salió a tema uno de los platillos con los que suele ver los partidos de fútbol americano, la ensalada de papa. Ante el entusiasmo con que contaba cómo disfrutaba comer este alimento mientras veía eventos deportivos, su interlocutor le preguntó sobre la manera en que preparaba este platillo. Fue en ese momento que Brown cayó en cuenta de que, a pesar de disfrutar mucho comer ensalada de papa, nunca la había preparado.

Ni tardo ni perezoso, Zack subió a Kickstarter un proyecto de fondeo a manera de broma, en el que solicitaba 10 dólares para preparar por primera vez una ensalada de papa. En su post original sólo colocaba la siguiente frase:

 “Básicamente quiero preparar una ensalada de papa. Aún no he decidido de qué tipo todavía.”

Para hacer la broma más grande, Brown parodió a la mayoría de los proyectos de crowdfunding al otorgar como recompensas cosas ridículas como repetir el nombre del donador mientras prepara la ensalada, recibir un trozo de la cáscara de las papas personalizado, e incluso un bocado de la ensalada para todos los que donaran más de 5 dólares.

zack-brown
Zack Brown con la hipotetica ensalada de papa

De acuerdo con Brown, en su mejor cálculo pensaba que podía allanarse la simpatía de algunos usuarios de la plataforma de fondeo hasta conseguir unos 20 dólares, y con suerte algún voluntario para preparar la ensalada junto con él. En ningún momento sospecho que, después de un par de días, cuando volvió a revisar su proyecto, llevaba reunidos más de 10,000 dólares. A partir de ese momento todo fue miel sobre hojuelas para él, diversos portales de Internet comenzaron a hacer eco de su idea y a cada minuto comenzó a recibir más y más donativos, además de patrocinadores que le han ofrecido ayuda de chefs profesionales para preparar su guiso, camisetas y gorros personalizados, así como un canal para transmitir por Livestream la preparación de la ensalada.

En vista de lo grande que se ha vuelto la elaboración del platillo, Zack ya rentó un lugar donde preparará la ensalada en diciembre e invitará a todos los donadores de más de 10 dólares a disfrutar del tubérculo sazonado, él ha llamado a este evento “la fiesta de la ensalada de la papa”. Brown informó que todo el dinero que sobre lo donará a una organización que realiza banquetes para personas sin hogar.

Hasta el cierre de esta nota Brown llevaba recaudados más de 40,000 dólares, restando 24 días para cerrar su proyecto. No nos extrañaría que algún compatriota busque replicar el éxito de este proyecto y lance uno similar buscando elaborar atole de guayaba o ate de membrillo.

vía BuzzFeed

fuente Kickstarter

temas