Como si se tratara del guión de una película de acción, una banda de ladrones realizó un robo millonario al llevarse un botín con miles de dispositivos Samsung.

Mientras todos en Brasil tienen la mirada puesta en el Mundial, el día de ayer un grupo de asaltantes logró llevarse miles de productos de una fábrica de Samsung, ubicada en la ciudad brasileña de Campinas, Sao Paolo. De acuerdo con las autoridades locales, el robo ocurrió durante la mañana del lunes, cuando una banda de 20 personas fuertemente armadas ingresaron a la fábrica luego de amagar a los elementos de seguridad y tomar como rehenes a varios de los trabajadores.

Los criminales consiguieron llevarse cerca 40 mil dispositivos entre smartphones, tablets y computadoras, los cuales fueron transportados en nada más ni menos que siete camionetas. A pesar de que en los primeros reportes se manejaba que el valor del botín habría sido de unos 36 millones de dólares, Samsung confirmó que el atraco fue de 6.3 millones de dólares.

“Estamos muy preocupados por este incidente (…) Afortunadamente nadie resultó herido. Hemos cooperado plenamente con la investigación policial en curso, y haremos todo lo posible para evitar que esto vuelva suceder”, señaló uno de los voceros de Samsung.

La investigación ha revelado que toda la operación duró cerca de 3 horas, y gracias a las cámaras de seguridad, la policía logró obtener algunas imágenes de los asaltantes que esperan los ayude a localizarlos.

* Foto de portada: Kārlis Dambrāns

vía The Washington Post

temas