Un canal de videos realizó pruebas que demuestran que el nuevo teléfono gama alta de Samsung se dobla si te sientas en él.

El año pasado, después de que diferentes pruebas demostraron que la pantalla del iPhone 6 Plus era más frágil de lo que nos decía Apple, el mundo en la red se volcó a criticar a la compañía de Cupertino con memes y bromas que se burlaban de la poca resistencia de la terminal bajo el hashtag #Bendgate. Incluso Samsung utilizó algunas de sus cuentas en Twitter para soltar algunos chistes sobre el hecho.

Pero todo se revierte, como lo prueba un reciente video del canal de YouTube SquareTrade, en el que demuestran que, aplicando una presión equivalente a 50 kilos de peso, el teléfono se pandea, aunque, a diferencia del iPhone 6 Plus, en el caso del Galaxy S6 Edge también se quiebra la pantalla.

Ahora bien, el aparato que usan en SquareTrade también probó otros teléfonos, todos sucumbieron a la presión ejercida por 50 kilos de peso, sólo el HTC One M9 aguantó un poco más (55 kilos) antes de doblarse. Lo anterior no demuestra necesariamente que los dispositivos sean frágiles, sino que a toda terminal de aluminio a la que se le ejerza una presión constante se le puede doblar.

Sin embargo, una diferencia importante, que no deja bien parada a Samsung, es que el Galaxy S6 Edge no sólo se dobló, sino que acabó quebrado e inservible con una presión menor que el iPhone 6 Plus, quedando inutilizable bajo una presión de 67.5 kilogramos, mientas que el iPhone 6 Plus aguantó 81 kilogramos antes de quedar fuera de combate. En conclusión, la prueba demostró que el Samsung Galaxy S6 Edge no sólo se dobla bajo el mismo peso que el iPhone 6 Plus, sino que resiste menos en general.

Ahora resta esperar para ver si esto genera la misma cantidad de tuits y memes que el Bendgate, o comprobamos que Samsung no cuenta con tantos haters como Apple.

fuente SquareTrade

temas