El gigante de Mountain View pretendió registrar una palabra de uso común como propia, al igual que en el caso de Candy Crush.

De acuerdo con información de The Wall Street Journal, la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) rechazó una solicitud formal por parte de Google para adjudicarse el uso exclusivo de la palabra “glass” como marca comercial.

De acuerdo con el diario, el burócrata encargado de evaluar si procedía el registro reportó dos objeciones principales para no otorgarles el uso exclusivo de la palabra. La primera obedece a que “glass” es una palabra que aparece en muchas otras marcas registradas, por lo que un registro exclusivo de parte de Google era improcedente.

El segundo impedimento establece que el vocablo es demasiado genérico y su producto no correspondía completamente con el  uso normal de la palabra, con lo que se podría confundir a los consumidores debido a que las “glass” no están hechas de vidrio, sino de titanio y plástico.

A pesar de la negativa por parte de la USPTO, los abogados de Google ya preparan una apelación que les permita tener la exclusiva de la palabra para el uso de productos tecnológicos.

vía The Wall Street Journal

fuente WSJ/ USPTO

temas