Pocos dispositivos tienen la capacidad de llamar tanto la atención como los Google Glass, prueba de ello es lo que le sucedió a una persona en Estados Unidos mientras miraba una película.

De acuerdo con el sitio The Gadgeteer, un hombre que se encontraba junto a su esposa en un cine de Columbus, Ohio, fue sacado de la sala por la policía local bajo la acusación de grabar ilegalmente la película con ayuda de los lentes.

Tras haber sido detenido, un grupo de entre 5 y 10 uniformados comenzaron a interrogar al sujeto, quien afirmó haber apagado los Google Glass durante la proyección para “evitar distracciones”. Sin embargo, explicó que mantuvo puestas las gafas debido a que sus cristales de aumento estaban colocados en el armazón.

La policía cuestionó al hombre sobre su trabajo, sueldo, dirección y equipos de cómputo que poseía. Finalmente, los agentes le indicaron que debía vaciar los archivos de sus lentes en una computadora para revisar el contenido, donde sólo encontraron fotos personales. Fue así que luego de tres horas y media de interrogatorio, el sujeto con los Google Glass pudo irse a su casa con algunos boletos gratis para el cine a forma de un “usted disculpe”.

Si bien es cierto que la masificación de los dispositivos vestibles deberá ir de la mano de limitantes legales y sociales,  lo sucedido en la sala  de Columbus es una muestra de lo que la ignorancia y desinformación puede provocar ante el avance de la tecnología.

fuente The Gadgeteer

temas