Hasta ahora la World Wide Web no era un espacio amigable para los robots, solo basta recordar todos esos captchas que te piden demostrar que “no eres un robot”. Sin embargo, ahora las máquinas inteligentes tendrán  una web exclusiva, que les permitirá aprender mucho más rápido.

Aunque la ciencia ficción nos ha contado muchas historias en las que la toma de conciencia de los robots los ha conducido a rebelarse en contra de sus creadores humanos, esto no le ha impedido a un grupo de científicos europeos desarrollar una red mundial de código abierto exclusiva para robots. Su nombre es RoboEarth (aunque bien podría llamarse Skynet), una iniciativa que pretende enseñarle a los androides aspectos mecánicos de manera veloz y casi autónoma.

La función de este “internet para robots” es que las maquinas inteligentes puedan aprender con modelos similares de otras partes del mundo, a los que se conectarán vía remota por medio de la red. Este puede ser el primer paso hacia el aprendizaje robot interdependiente.

RoboEarth-02

Una red exclusiva para robots tiene varios beneficios obvios: la robótica en la nube podría ayudar a que un procedimiento enseñado satisfactoriamente a un robot puede ser replicado por cualquier otra máquina conectada. El objetivo final del proyecto es crear una base de datos en la nube, que operaría como un cerebro común para todas las máquinas.

Por ahora, los investigadores detrás de RoboEarth están probando un cuarteto de robots en la Universidad de Eindhoven (Holanda) conectados a la red. Estos autómatas realizan trabajos sencillos en un hospital, y los científicos están haciendo pruebas para enseñarles cómo servir bebidas a los pacientes.

RoboEarth inició en 2009, cuenta con fondos de la Unión Europea y el desarrollo científico lo realizan en conjunto Philips y cinco universidades europeas.

vía Fast Company

fuente Roboearth

temas