Después de recibir una tarea doméstica, un robot austríaco decidió auto-destruirse. 

Ahora sabemos que los humanos no somos los únicos a los que no les gusta hacer el quehacer de la casa. Bomberos austríacos declararon que, después de apagar un pequeño incendio doméstico, descubrieron que el culpable de iniciar el fuego fue un Roomba 760, un robot de limpieza que de alguna forma se reactivó por sí solo y se dirigió a un horno donde se prendió fuego.

Los medios locales en Austria se han referido al incidente como “el suicidio robot ” y ha acaparado la atención de ese país, donde incluso ha surgido la teoría de que el robot estaba harto de la limpieza constante que tenía que hacer en la casa de su amo.

Robot-suicida
Así quedo el robot después de incendiarse

La reconstrucción de los hechos previos al inicio del incendio, realizada por los bomberos, determinó que el último momento en que el robot fue visto sin daños fue minutos antes de que sus dueños dejaran la casa donde se produjo el incidente.

Gernot Hackl, el dueño del aparato, declaró que mientras desayunaba derramó su plato de cereal accidentalmente al suelo, por lo que antes de partir dejo al robot limpiando. Sin embargo,  no pensó que ocurriera nada debido a que el  Roomba 760 se apaga automáticamente después de realizar sus labores de limpieza.

Por lo pronto, la hipótesis más probable es que todo este incidente se realizó por un cortocircuito del aparato o por la imprudencia de Hackl al dejar encendido al robot. O tal vez Skynet ya está tomando el control de las máquinas. Como siempre, en Los Simpon ya se habían adelantado a este hecho:

vía Daily Mail

temas